El Deportivo apura los últimos días del mercado invernal, abierto hasta el próximo lunes, con el objetivo de que Raí Nascimento no sea el único refuerzo. El músculo económico es mínimo teniendo en cuenta la dificultad del club para cuadrar un presupuesto que será superior a los 13 millones de euros, de los cuales cuatro son para pagar las nóminas de los futbolistas del primer equipo masculino, menos de un tercio del total. Esa es la cantidad destinada a los salarios de los jugadores, sin contar el de Diego Rolan, cuya continuidad en el Deportivo no entraba en los planes iniciales el pasado verano pero que finalmente acabó formando parte de la plantilla blanquiazul. El delantero, que gana un millón bruto, sigue teniendo buen cartel y está en el escaparate para salir en esta ventana invernal, siempre y cuando llegue una oferta económica que colme las expectativas del club. Esa propuesta todavía no está sobre la mesa pero de aquí al lunes se espera que pueda aparecer alguna opción interesante. En caso de seguir en la disciplina del Dépor, el club tendría que llegar a un acuerdo con el charrúa para que acepte una ampliación contractual con una importantísima rebaja salarial que permita amortiguar el impacto económico de su continuidad en una categoría como la Segunda B.

“Ahora mismo pienso en el Deportivo. Se irá viendo, pero no tengo en la cabeza salir —afirmó Rolan la semana pasada—. Mi idea es estar aquí, jugar los partidos y tratar de hacerlo lo mejor posible. En mi cabeza no está esa opción, pero después pueden pasar muchas cosas”. De su continuidad depende gran parte del puzle deportivo y económico que el club debe armar antes de que el lunes se cierre el mercado.

Raí llega para ocupar la licencia sub 23 que estaba libre, así que ahora mismo no hay ninguna ficha vacante. Para cerrar más altas, el club deberá hacer hueco. Al margen del incierto futuro de Rolan, también está abierta la puerta de salida para algunos de los futbolistas que no han cuajado. Por ejemplo, para su compatriota Nacho González, que además atraviesa un momento especialmente difícil a nivel personal. El medio es uno de los futbolistas que están en la rampa de salida pese a que De la Barrera está contento por cómo entrena a diario.

Del nuevo presupuesto del Deportivo, pendiente de su presentación y aprobación en asamblea, las nóminas de los futbolistas de la primera plantilla masculina consumen cuatro millones de euros. El resto de esos más de 13 millones totales será para hacer frente a los demás gastos —personal no deportivo, filial, fútbol base, fútbol femenino, viajes, servicios médicos y mantenimiento de las instalaciones, entre otros— así como para seguir descontando la deuda y abonar los importantes gastos imprevistos que han ido apareciendo.