El entrenador del Deportivo, Rubén de la Barrera, reconoció esta mañana la importancia del partido que su equipo disputará el domingo contra Unionistas en Riazor. Después de cinco jornadas consecutivas sin ganar y con la clasificación para la fase de ascenso en el aire, al conjunto blanquiazul solo le sirve la victoria ante los salmantinos, líderes destacados con ocho puntos de ventaja sobre el Dépor. "El domingo solo puede existir un equipo en el campo. Los jugadores y todos los que formamos parte de este club lo tenemos claro. Es el domingo y nada más", afirmó De la Barrera.

"Es una final, las cosas hay que llamarlas por su nombre", reconoció el entrenador deportivista sobre un partido que marcará el futuro inmediato del equipo. Un tropiezo agravaría una crisis ya de por sí importante y dejaría el proyecto muy tocado.

De la Barrera podría recuperar a Uche y Keko para recibir a Unionistas, pero tiene la duda de Rolan, al que el club ha colocado en el mercado debido a las dificultades para asumir su salario. "Diego es un jugador que va a ayudar al club y al equipo. Su actitud esta semana, y las anteriores, ha sido encomiable. Luego ya veremos lo que sucede", apuntó el técnico.