Siete goles en once jornadas no suelen dar para mucho, por eso el Deportivo está como está tras cinco partidos consecutivos sin ganar y cuatro sin anotar. Sin goles no hay triunfos y sin triunfos los objetivos se van al limbo. Siete goles en once partidos son los que llevan también dos futbolistas: Fran Navarro (Valencia Mestalla) e Iván (Sevilla Atlético). Un solo jugador, en este caso dos, tuvo el mismo acierto que la totalidad de la plantilla del equipo blanquiazul.

Navarro, de 22 años, jugó 9 partidos con el Valencia Mestalla y marcó en cinco de ellos (Atzeneta (2), Atlético Levante (2), La Nucia, Alcoyano y de nuevo Atzeneta); por su parte, Iván, 19 años, participó en las once jornadas de su equipo y anotó en cinco encuentros con dos dobletes, como también hizo Fran Navarro. Sus dianas fueron contra el Córdoba (2), El Ejido, Lorca (2), Yeclano y UCAM Murcia. El atacante valencianista marcó 7 de los 14 goles de su equipo —los demás se los reparten otros seis compañeros—, que es séptimo con 9 puntos a 10 del tercero, que es el Alcoyano. El atacante del filial del Sevilla, Iván, también marca las diferencias en su equipo, que cuenta con 17 goles marcados y es sexto a tres puntos del tercero, el Córdoba.

Dos goleadores con los mismos aciertos que todo el Deportivo, pero sus equipos no destacan precisamente en la clasificación —ambos son filiales—. Claro que su puesto en la tabla va en función también del número de tantos encajados, y en lo que respecta al Valencia Mestalla lleva 16 en contra. Con estos números el filial valencianista solo ganó un partido, empató seis y perdió cuatro. Cifras similares presenta el Sevilla Atlético con 17 goles a favor y 18 en contra, pero obtuvo cuatro triunfos, las mismas derrotas y tres empates. Algo parecido a los que registra el Deportivo: 4 victorias, 4 empates y 3 derrotas. La diferencia está en que los coruñeses llevan siete goles a favor, los mismos que llevan en su cuenta particular Fran Navarro e Iván.

Pero el asunto no es solo que haya 79 equipos que marcan más que los blanquiazules, sino también el coeficiente en el caso de los que también llevan siete goles e incluso en el de algunos que solo marcaron seis. El Deportivo lleva 0,63 goles por partido, una media muy baja aunque con el segundo mejor resultado en el caso de los equipos que llevan el mismo número de goles a favor. Caso excepcional es el del Calahorra, que con el mismo número de dianas que el equipo blanquiazul ocupa el liderato en el subgrupo 2B con 19 puntos en 12 jornadas; la razón es que en esos doce encuentros solo encajó cuatro tantos, lo que supone recibir 0,33 goles en cada partido, o lo que es lo mismo, un gol cada tres jornadas. Unos números muy inferiores los que había registrado Paco Liaño en la portería del Deportivo cuando recibió el trofeo Zamora en la temporada 1993-94, en la que encajó 18 tantos en 38 jornadas. Aunque en ese curso los blanquiazules habían anotado 54 goles, es decir, 1,42 dianas por jornadas, casi tres veces más de los registros de esta temporada. Eran otros jugadores y otra categoría. En la actual, estos números no llegan para alcanzar la meta. Por lo menos la inicial, que es jugar la segunda liga de ascenso.

Siete futbolistas con tres goles en el subgrupo 1A

El subgrupo 1A destaca por contar con los goleadores con peores números de la categoría y también por ser el segundo en el que menos goles se marcan desde que comenzó el campeonato a mediados de octubre pasado. Mientras que los restantes subgrupos los máximos artilleros marcaron como mínimo cinco goles —solo Fran Navarro e Iván anotaron siete—, en la competición en la que milita el Deportivo hay siete futbolistas al frente de la tabla de realizadores con tres goles cada uno de ellos: Brais y Miki (Compostela); Elsinho (Racing Ferrol); Bruninho y Alfon (Celta B); Pino (Guijuelo) y Chávez (Salamanca). El primer deportivista que aparece en esta relación es Diego Rolan, que marcó dos goles. El primero fue contra el Racing de Ferrol (de penalti en Riazor) y el segundo fue contra el Pontevedra en Pasarón. Los otros cinco goles se los reparten Beauvue, Bóveda (marcaron en la primera jornada); Héctor (firmó el triunfo en la visita al Unionistas en la primera vuelta), Lara (hizo la diana en el triunfo contra el Coruxo en Riazor) y Borja Galán en la derrota ante el Celta B. Hasta 17 futbolistas marcaron en dos oportunidades para sus respectivos equipos en un grupo que lleva 95 goles en los 51 encuentros que se disputaron —hay cuatro pendientes a causa del COVID-19—, con una media de 1,95 por partido.