Jesús Ramos, técnico del Pontevedra, vuelve hoy a las 16 horas al campo de Barreiro con un equipo en una situación similar a la de la pasada temporada en el encuentro ante el Celta B. Ahora peligra su puesto tras cinco jornadas sin ganar en una liga muy corta, aunque el se centra en el equipo. ““Yo tengo que pensar en el equipo, en que lo que hemos entrenado se produzca en el partido y todo lo que no está en mi mano es para otros”, señaló el técnico granate sobre las posibles consecuencias que conllevarían una nueva derrota.