El Burgos se llevó los tres puntos de Ganzábal ayer, en el primer partido que perdía el Unión Popular de Langreo en Liga en casa desde octubre de 2019. Un exjugador del conjunto local y del Oviedo, Saúl Berjón, fue clave en la victoria del equipo que dirige Julián Calero, al anotar el primer gol y salir de sus botas el centro para que Juanma marcase el segundo, culminando la remontada (1-2).

El Langreo abrió el marcador a los cinco minutos pero el Burgos le dio la vuelta, anotando tras un rechace de la barrera en el lanzamiento de una falta cerca del vértice del área y finalizando después una contra generada en una pérdida del conjunto langreano. Con esta derrota, el Langreo desciende de la segunda a la cuarta posición tras la visita del líder.

En León, el Lealtad consiguió un valioso y más que meritorio empate en su visita al siempre complicado Reino de León. El equipo asturiano tiró de orden, oficio y mucha garra defensiva para firmar un punto que permite a la entidad de Villaviciosa seguir mirando con orgullo a la zona noble de la clasificación.

El protagonista claro del choque fue el guardameta alemán Busmann, que sin lugar a dudas salvó a los suyos de una derrota clara pues ante los atacantes leoneses cuajó otra soberbia actuación sacando hasta seis ocasiones inmejorables del lado blanquillo.