Rubén de la Barrera está pendiente del estado físico de Borja Granero y Eneko Bóveda, que ayer no trabajaron con el grupo en Abegondo. El central valenciano solo realizó el calentamiento con sus compañeros para, a continuación, hacer tareas individualizadas bajo la supervisión de Fran Molano. El lateral vasco, por su parte, ni siquiera salió al césped y realizó trabajo específico en el gimnasio junto al lesionado Celso Borges. Sin Derik Osede, que no volverá a jugar hasta la próxima semana tras romperse el tendón de Aquiles derecho durante el partido del pasado domingo contra el Pontevedra, el técnico deportivista solo tiene dos centrales con ficha del primer equipo: Mujaid y Granero, este último en algodones por molestias musculares.

La defensa blanquiazul está bajo mínimos, de ahí que De la Barrera echara mano ayer de dos centrales del filial —Juan Rodríguez y David Suárez— para ejercitarse con el primer equipo en Abegondo. En principio los problemas físicos de Granero y Bóveda parecen menores, pero habrá que comprobar cómo evolucionan el resto de semana para determinar si estarán en condiciones para competir el domingo contra el Celta B.

Con Mujaid y Granero como únicos centrales del primer equipo tras la lesión de Derik, el técnico deportivista cuenta con otros futbolistas con suficiente polivalencia como para actuar en el eje de la zaga en un momento dado. Uno de ellos es Álex Bergantiños, que pese a no haber contado apenas para De la Barrera en las anteriores jornadas viene de cuajar un partido sobresaliente frente al Pontevedra. Ya jugó de central con el Dépor, al igual que Bóveda, cuyas características también se adaptan a ese rol. Otra posible opción en caso de necesidad sería la de retrasar la posición natural de Uche Agbo, también capacitado para actuar en la retaguardia.

En total, fueron cuatro los fabrilistas que ayer trabajaron a las órdenes de Rubén de la Barrera en la ciudad deportiva blanquiazul: el delantero Adri Castro, recién renovado hasta 2023, el portero Pablo Brea y los centrales Juan Rodríguez y David Suárez. Todos ellos completaron las tareas tácticas sobre el césped del campo 2 de Abegondo, donde el técnico coruñés avanzó en la preparación del encuentro del domingo en Barreiro.

Lara se retiró antes

Además de Derik, Borges, Bóveda y Granero, tampoco Lara pudo ejercitarse ayer con total normalidad con el grupo. El extremo andaluz se retiró en el tramo final de la sesión. El central hispanonigeriano y el medio costarricense, ambos lesionados, son los únicos futbolistas cuya participación está descartada para el duelo ante el Celta B.

Esta mañana (11.00 horas) De la Barrera comprobará en Riazor la evolución de los jugadores que tienen problemas físicos y a puerta cerrada ensayará el plan de cara al trascendental duelo del domingo en Barreiro correspondiente a la penúltima jornada de la primera fase de Segunda División B.