Álex Bergantiños reconoció al terminar el partido contra el Zamora que se trató de una “victoria agridulce”, pero destacó la importancia de asegurar una plaza en la Primera Federación en la siguiente fase. “Estoy un poco decepcionado, había ilusión con poder entrar. Hay que seguir, hay un nuevo objetivo que afrontar y hay que respetar por lo que hay que luchar ahora mismo. Toca pelear por entrar en Primera Federación, hay muchos equipos que han bajado dos o tres categorías. Ahora hay que respetar a los nuevos rivales, sabiendo que somos primeros de grupo y asegurar esa categoría”, reflexionó Álex.

El capitán deportivista lamentó que el equipo no lograra al final clasificarse para la fase de ascenso, pero rescató lo positivo: la buena dinámica de juego y resultados en la que se han instalado en las últimas jornadas. “Sabíamos que no dependíamos de nosotros, teníamos que sumar. Estamos contentos por el partido, es una decepción ya que había opciones de entrar en el grupo de arriba. Es una competición que no permitía errores, muy corta, sabíamos que no hicimos bien las cosas en partidos anteriores. Dentro de lo malo de no entrar, la dinámica es positiva”, manifestó el centrocampista.

Álex se mostró también “frustrado” por el formato de competición. “Frustra, pero es así. Era un riesgo, en una competición corta se te da algo mal como nos pasó a nosotros, que dimos bandazos y no llegamos a tiempo”, subrayó el capitán.