Borja Granero tuvo que sustituido en la segunda parte del partido de ayer contra el Marino de Luanco debido a una “contusión en la cadera”, según informó el club. El entrenador deportivista, Rubén de la Barrera, se vio obligado a dar entrada a Jorge Valín y colocar a Eneko Bóveda como acompañante de Mujaid en el centro de la defensa. El técnico descartó que se trate de un percance grave y cuenta con que el central pueda esta disponible la semana que viene en la visita al Langreo, el domingo a las cinco de la tarde.