La Xunta dio el visto bueno para que el domingo en el partido que disputará el Deportivo contra el Langreo (19.00 horas) en Riazor haya 5.000 espectadores. La Consellería de Sanidade, después de la reunión que mantuvo el comité clínico que sigue la evolución de la pandemia, autorizó la ampliación del aforo en el estadio.

La asistencia se verá así significativamente ampliada con respecto a los últimos compromisos, en los que no se pudo superar el millar de aficionados debido a las restricciones sanitarias.

El Deportivo, al igual que otros clubes de la comunidad, había solicitado poder ampliar el aforo disponible, pero estaba a expensas de la autorización del Gobierno autonómico.

El equipo podrá contar así con la presencia de más aficionados en un partido trascendental de cara a la clasificación para la Primera Federación. El conjunto blanquiazul recibirá al Langreo con la obligación de ganar y esperar que le sonría el resultado en el partido que disputarán Racing de Ferrol y Numancia, los otros dos aspirantes a conseguir una de las plazas en la Primera RFEF.

El Deportivo necesita para garantizar su presencia el curso que viene en la categoría que sustituirá a la actual Segunda División B que no gane el Numancia. Una derrota o un empate soriano le dará un billete siempre y cuando se imponga al Langreo.

Para conseguirlo contará con la mayor presencia de aficionados desde que se iniciaron las restricciones por la pandemia. La cifra máxima hasta ahora habían sido los 3.000 abonados que acudieron al partido inaugural contra el Salamanca.

El club anunció que todos los socios deportivistas, sin ningún tipo de restricción, podrán optar a una de las entradas que se pondrán a la venta para el partido.