El entrenador del Deportivo, Rubén de la Barrera, deseó que haber certificado la plaza en la categoría de bronce, la Primera Federación, la próxima temporada, sea "un paso importante para la historia próxima" del club.

"Es un objetivo que no se consideraba, pero la realidad nos condujo a él", comentó el técnico coruñés en una rueda de prensa telemática tras la goleada ante el Langreo (5-0) en la penúltima jornada de la temporada.

De la Barrera se hizo cargo del equipo en enero tras la destitución de Fernando Vázquez y firmó contrato hasta la conclusión de la temporada, por lo que "a partir de ahora" valorará su futuro.

"Estoy en un club que, independientemente de la categoría, es muy, pero que muy, grande, con una masa importantísima atrás", recordó el preparador deportivista, con pasado en el fútbol profesional.