Cerrado matemáticamente el objetivo de la Primera RFEF, el Deportivo inicia la operación salida para comenzar a diseñar la plantilla de la próxima temporada, en la que salvo giro inesperado no estará Mujaid Sadick. El club coruñés negocia la inminente venta del central al Genk belga a cambio de 1,7 millones, cantidad que a la larga podría incrementarse en función de que se cumplan unas determinadas cláusulas acordadas.

El riojano llegó al Deportivo con 16 años y debutó en Primera con 18 a las órdenes de Clarence Seedorf. Le queda un año más de contrato, hasta 2022, y el club coruñés entiende que este es el momento de hacer caja con su venta.

Por otra parte, el actual secretario técnico del Deportivo y mano derecha de Richard Barral, Alfonso Serrano, cierra su etapa en A Coruña para fichar por el Albacete, colista de Segunda y prácticamente condenado al descenso a la Primera RFEF.