El Deportivo cerró el domingo contra el Langreo un proyecto fallido y ahora tendrá suficiente tiempo por delante para construir el que le permita regresar al fútbol profesional. Rubén de la Barrera será la figura principal alrededor de una apuesta que buscará sobre todo acertar en la toma de decisiones para evitar otro fiasco como el de este curso. Los errores en la planificación terminaron lastrando la temporada hasta el punto de que el equipo ni siquiera se ganó la oportunidad de pelear por el ascenso a Segunda División.

  • Un proyecto para Rubén de la Barrera. El consejo de administración edificará el proyecto alrededor del técnico coruñés, de manera que su influencia aumente en la estructura en cuanto las dos partes alcancen un acuerdo para su renovación. El punto de partida será de confianza, al contrario de lo que ocurrió con Fernando Vázquez el verano pasado. Las diferencias se evidenciaron en cuanto el rendimiento del equipo decayó y los resultados se resintieron. El despido del entrenador de Castrofeito después de las derrotas ante Celta B y Zamora hizo aflorar unos problemas que Vázquez deslizó en su despedida.
  • Un gasto controlado. El presidente deportivista, Antonio Couceiro, advirtió después de la junta de accionistas de que la inversión efectuada esta temporada no se podrá mantener. El objetivo seguirá siendo volver al fútbol profesional, por lo que la apuesta volverá a ser ambiciosa, pero sin el desembolso alcanzado este curso. De acuerdo al presupuesto aprobado para el presente ejercicio, la plantilla tiene un coste de 6,6 millones, lejos de los 3,4 que adelantó en su día el expresidente Fernando Vidal, aunque incluiría una parte correspondiente al curso anterior. El club buscará acertar en las inversiones en jugadores claves. Los salarios más altos de esta campaña no se han visto reflejados en el rendimiento y la aportación de jugadores como Borges, Uche o Beauvue ha acabado siendo testimonial.
  • El gol, el lunar. El Deportivo finalizará la temporada como uno de los equipos que menos goles ha marcado a pesar de que partía como el proyecto con más músculo financiero. Las cifras las ha maquillado gracias a la goleada contra el Langreo del domingo en Riazor (5-0), en la que prácticamente marcaron un cuarto de los tantos totales del curso. Solo Miku consiguió afianzarse en una demarcación estratégica, después de superar unos problemas físicos que le mermaron al inicio y de alcanzar una forma física de la que carecía a su llegada. Lo demás fueron vaivenes, incluido lo ocurrido con Diego Rolan, rescatado cuando no se contaba con él y luego cedido de urgencia ante la imposibilidad de sostener su salario. Beauvue no logró hacerse con un hueco en el equipo y Rui Costa se marchó en el mercado de invierno sin pena ni gloria.
  • La cantera, apuesta decidida. Los jugadores formados en el club se convertirán en un recurso para el primer equipo, al contrario de lo que sucedió esta temporada. Villares ha irrumpido como un jugador de pleno derecho y Rayco se ganó minutos después de ser reclutados a última hora ante la imposibilidad de concretar refuerzos en el mercado de invierno con los que relanzar un proyecto ya decaído.

Tres lesionados en la vuelta al trabajo

La plantilla deportivista regresará esta tarde a los entrenamientos para comenzar a preparar el partido contra el Numancia del domingo en el estadio de Los Pajaritos (12.00 horas). El equipo retomará el trabajo después de la victoria frente al Langreo del domingo con la que selló su clasificación para la Primera RFEF con la ausencia de tres jugadores. Borja Galán, Keko y Derik Osede permanecen lesionados y solo el primero podría tener posibilidades de llegar en condiciones a la cita en Soria. Galán se ha perdido los dos últimos partidos debido a un problema muscular y todavía no se ha ejercitado con el grupo. Esta semana podría retomar el trabajo con sus compañeros. Keko, por su parte, se lesionó en el encuentro ante el Marino de Luanco y fue baja contra el Langreo. El atacante madrileño no forzará su presencia esta semana en Soria después de que el equipo lograse el objetivo.