La ruptura entre el Deportivo y el fútbol base coruñés aparecía en el horizonte, pero finalmente las reuniones de las últimas semanas entre responsables de la cantera blanquiazul y de la AFAC (Asociación de Fútbol Aficionado de A Coruña) han ido dando sus frutos y, a falta de limar algunos detalles, el acuerdo entre ambas partes está muy próximo a producirse para que se haga efectivo un nuevo convenio después de que el original lleve vencido desde 2018, cuando el equipo coruñés dejó Primera División, según fuentes de la propia AFAC.

Desde entonces todos los consejos de administración del Dépor han mantenido las condiciones pactadas, aunque ya no estaba en vigor y ahora el club ha querido renegociar algunos aspectos y adaptarlos a una nueva realidad y a su situación de equipo del tercer escalón nacional. Los clubes modestos necesitan más que nunca esa aportación económica a cambio de, entre otras cosas, preferencia al fichar a las jóvenes perlas de la base, ya que la pandemia les ha afectado sobremanera. Fran y Albert Gil y tres responsables de otros tantos clubes asociados a la AFAC que forman la comisión de negociadora son los que han ido perfilando un entendimiento por una única temporada, ya que desde los clubes modestos prefieren esta periodicidad para ir adaptándolo a la situación competitiva del Dépor con aspiraciones de regreso inmediato al fútbol profesional. Todas las partes esperan hacerlo público en breve y que la situación se normalice de cara al futuro con el peso que ha ido ganando también el fútbol femenino.