El Deportivo intentará a partir de hoy ponerle la guinda a una temporada de ensueño, en la que once años después el conjunto blanquiazul consiguió proclamarse campeón en División de Honor. El equipo que dirige Óscar Gilsanz buscará ahora el título nacional, logrado por única vez hace exactamente 25 años. Primero deberá clasificarse para la final a cuatro de la Copa de Campeones, el torneo que reúne a los ocho mejores conjuntos juveniles del país.

El formato se ha modificado este año y la eliminatoria de cuartos de final se disputará a doble partido. El Deportivo recibirá este mediodía (12.00 horas) a la Unión Deportiva Las Palmas en la ciudad deportiva de Abegondo en el partido de ida y con la mirada puesta en conseguir un resultado que el permita encaminar su clasificación para la fase final del torneo.

El juvenil deportivista llega avalado por la temporada prácticamente inmaculada que ha firmado a pesar de los obstáculos que se ha encontrado. Después de años de dominio del Celta entre los equipos gallegos, el conjunto de Gilsanz consiguió romper la hegemonía celeste y después conquistar el título de liga en División de Honor que se resistía desde 2010.

Lo hizo con un grupo de jugadores en el que han destacado jugadores que incluso se han asomado ya en el primer equipo y que conforman una generación en la que el club tiene depositadas muchas esperanzas. Guille Bueno y Yeremay han sido habituales en el Fabril de Juan Carlos Valerón y Dani Barcia se ha entrenado de manera periódica con la primera plantilla. A ellos hay que sumar a Mella o Brais Val, imprescindibles en las alineaciones de Gilsanz.

El Juvenil consiguió superar incluso varios confinamientos obligatorios debido a la aparición de contagios en la plantilla, el más reciente unas semanas antes de que se decidiera el título de liga. El equipo supo sobreponerse a esos imprevistos y este mediodía contra Las Palmas Óscar Gilsanz tendrá a toda la plantilla disponibles.

El partido se podrá seguir a través de la página web de la Televisión de Galicia.

Además, el Juvenil B se proclamó ayer campeón de liga tras empatar contra el Celta (1-1) gracias a un gol de Martín Ochoa en la última jornada de la segunda fase de la Liga Nacional.