Todo empezó de manera inmejorable para el Deportivo. Goleó, convenció e hizo disfrutar a un Riazor entregado en el estreno de la temporada, pero esta tarde (17.00 horas) en Tudela le espera uno de esos partidos característicos de la categoría. El equipo ya no estará al abrigo de su gente en un estadio que empequeñece a los rivales, sino que deberá visitar uno de esos campos incómodos que la temporada pasada se le atragantaban. Tendrá que adaptarse, como sugirió el viernes su técnico, Borja Jiménez, para ser competitivo.

El compromiso frente al Tudelano se presenta como una prueba para el equipo deportivista, que la semana pasada espantó de un plumazo todas las dudas que podía haber a su alrededor. Tendrá que refrendar las buenas sensaciones ante un rival que en la primera jornada puso en aprietos al Racing, otro de los máximos aspirantes al ascenso, y con cambios obligados

Borja Jiménez no podrá contar con Trilli, concentrado con la selección española sub 19 junto a sus compañeros juveniles Noel y Dani Barcia. En el lateral derecho se abre así un interrogante por la ausencia del canterano. Alberto Benito parte como el relevo natural, pero está condicionado por las circunstancias que atravesó durante la pretemporada.

Primero tuvo que guardar cuarentena y después sufrió unos problemas en el tobillo que apenas le han permitido rodarse. La alternativa para Borja Jiménez pasa por alinear en esa posición a Lapeña y cambiar la pareja de centrales.

En la alineación, sin embargo, podría haber más modificaciones. Borja Jiménez anunció cambios con respecto al equipo que goleó al Celta B. No se adivina muy bien dónde podrían llegar en vista del rendimiento que ofrecieron sus jugadores contra el filial celeste. Miku y Quiles parten casi como fijos por la ausencia de recambios, especialmente ante la ausencia de Noel. También Juergen fue decisivo partiendo por detrás de los delanteros y además esta semana Borja Jiménez no podrá contar con Menudo por lesión.

El entrenador deportivistas no solo se mostró abierto al cambio de piezas, sino que también deslizó la posibilidad de cambiar el planteamiento en función de cómo se desarrolle el partido. Borja Jiménez es consciente de que el escenario en Tudela posiblemente será diferente al de Riazor la semana pasada y que necesitará otras herramientas para confirmar las buenas sensaciones del estreno.

El Tudelano buscará hacer el partido incómodo, como ya consiguió ante el Racing, para aprovechar las ocasiones que pueda tener su delantero Pablo Caballero, que hace unas temporadas militó en el Lugo y destaca por su envergadura y el juego aéreo.