El Dépor se ha sabido adaptar con éxito a todas las circunstancias que se le han ido presentando a lo largo de este primer mes de competición. Lo ha hecho en Riazor, disfrutando contra el Celta B y resistiendo cuando tocó frente al Badajoz, y también a domicilio, remangándose en Tudela y con algo menos de sufrimiento en Calahorra. Cuatro triunfos, todos diferentes, que han demostrado el carácter camaleónico del equipo de Borja Jiménez. Cada encuentro presenta sus peculiaridades y el del domingo en el Reina Sofía de Salamanca (12.00 horas) tendrá un guion distinto a los anteriores por muchos motivos, empezando por la singular superficie, de hierba sintética. “El campo no va a ayudar, pero no podemos poner excusas”, afirmó ayer Héctor Hernández, el autor del gol de la victoria el curso pasado en el feudo de Unionistas.

Aquel fue un duelo muy trabado, con apenas continuidad en el juego y con muchísimo sufrimiento hasta el final para el conjunto blanquiazul. Ahora es otro Dépor, muy diferente. Precisamente Héctor, uno de los pocos supervivientes de aquella plantilla, alerta de lo que le espera al equipo el domingo. “Jugar en Riazor y jugar en el campo de Unionistas es muy diferente. Es una superficie totalmente diferente a la que estamos acostumbrados. Seguramente el campo tendrá que ver, no sé qué tanto por ciento, pero sí un tanto por ciento importante. Tenemos que ser un equipo camaleónico. No podemos poner excusas, nos tenemos que adaptar”, añadió el lateral vallisoletano.

Independientemente del terreno de juego, del rival o del momento de la temporada, el Deportivo está obligado a “competir” siempre y ese será el objetivo del domingo: salir a plantar batalla al rival y de forma decidida a por los tres puntos. “Somos unos elegidos por estar aquí, por llevar esta camiseta, y vamos a salir mínimo a competir, y si podemos llevarnos los tres puntos, mejor. Sabemos de sobra que el campo no va a ayudar, pero nos adaptaremos para intentar ganar, que es lo que todos queremos”, añadió Héctor ayer en Abegondo.

Duelo en la cumbre, primero contra segundo

Unionistas de Salamanca se convirtió la pasada temporada en una de las grandes sensaciones de Segunda B por su notable rendimiento y ahora, en Primera RFEF, también avanza con paso firme. Tres victorias —ante Racing de Ferrol (0-1), Extremadura (3-0) y Bilbao Athletic (0-1)— y un empate, en casa frente a la Cultural Leonesa (2-2), es su balance en estas cuatro primeras jornadas. Diez puntos de doce posibles que lo sitúan en la segunda posición de la tabla, solo por detrás del Deportivo, que lleva 12 puntos tras haber completado un pleno de triunfos en este arranque de campaña. Borja Jiménez y sus jugadores preparan desde ayer la visita al Reina Sofía con la máxima ilusión por conseguir allí la quinta victoria. “Cinco de cinco sería una cifra muy buena —reconoce Héctor—. Todo lo que vayamos sumando y metiendo en la mochila, será bueno. El campo no va a ser fácil. Es una superficie distinta y Unionistas no lo va a poner nada fácil”. “Es verdad que el año pasado tuve la suerte de que con mi gol nos llevamos los tres puntos. Ojalá este año se vuelva a repetir lo de llevarnos los tres puntos”, desea el lateral, consciente de la dificultad de la categoría: “Aquí nada es fácil y cualquiera te puede pintar la cara en cualquier campo”.