El Deportivo ha firmado el arranque “soñado”, en palabras de su entrenador, Borja Jiménez. El pleno de victorias en las cuatro primeras jornadas representa el mejor inicio de temporada del conjunto blanquiazul desde la campaña 2003-04. Era otra época para el club, instalado de pleno derecho en la elite y codeándose con la aristocracia de la Primera División.

El conjunto que dirigía por entonces Javier Irureta también arrancó con cuatro triunfos consecutivos. La racha se truncó cuando en la quinta jornada le tocó visitar Pamplona para enfrentarse a Osasuna. El equipo ahora dirigido por Borja Jiménez tiene la posibilidad de mejorar aquel inicio en una categoría muy diferente, aunque con una exigencia parecida a la que podía haber entonces.

El Deportivo mantiene un estatus en la Primera RFEF que lo coloca prácticamente como favorito en sus duelos, parecido a lo que ocurría en la época de bonanza en Primera División. En caso de ganar a Unionistas el domingo, el equipo se afianzaría en la cabeza de la clasificación y firmaría uno de sus mejores arranques de campeonato de los últimos años.

Serían números por encima de los que consiguió el curso pasado, en el que el equipo también arrancó de manera firme antes de atravesar un bache de resultados que terminaría comprometiendo toda la temporada. Con Fernando Vázquez al mando, el conjunto blanquiazul logró sumar once de los primeros 15 puntos y se mantuvo invicto en las primeras cinco jornadas. La racha se alargó hasta la octava, cuando visitó Riazor el Celta B y la trayectoria del equipo empezó a torcerse.

Borja Jiménez también puede presumir de uno de los mejores inicios como técnico deportivista después de cuatro triunfos consecutivos. El precedente de unas cifras mejores lo tiene cerca, hace casi dos años, cuando Fernando Vázquez aterrizó en el banquillo a comienzos de 2020 para enderezar el rumbo de un conjunto casi sentenciado.

La segunda etapa del técnico de Castrofeito en el club arrancó con seis victorias seguidas que colocaron al equipo en disposición de conseguir una salvación que parecía imposible. La racha se cortó con un empate ante el Girona en Riazor que cortó la racha y evitó que Vázquez superara un récord anterior.

Tenía a tiro el registro anterior del brasileño Carlos Alberto Silva, que también había enlazado seis triunfos seguidos en la temporada 1996-97, después de la salida de Toshack.

Borja Jiménez apunta ahora a esos números de Vázquez, pero antes deberá conseguir este domingo una victoria contra Unionistas, que le cuestiona la primera plaza de la clasificación en este arranque de campeonato. El liderato estará en juego en el Reina Sofía ante un conjunto que también se mantiene invicto después de cuatro jornadas. El Deportivo es sin embargo el que mejores números arroja gracias a su pleno de victorias y a la solvencia que ha mostrado en su juego. A estas alturas está todavía imbatido y es el máximo goleador de la categoría.

Trilli, durante un entrenamiento en Abegondo. | // ARCAY / ROLLER AGENCIA

Jaime y Trilli se mantienen al margen y tienen complicado estar contra Unionistas

Jaime Sánchez y Trilli se mantienen al margen del resto de sus compañeros y tienen complicado llegar en condiciones al partido del domingo (12.00 horas) contra Unionistas en el estadio Reina Sofía. Los dos siguen ejercitándose en solitario y no participan en las tareas con el grupo debido a las lesiones musculares que padecen. Trilli está prácticamente descartado debido al problema que sufrió durante la concentración con la selección española sub 19 hace unas semanas y lo más probable es que tampoco pueda estar en condiciones de disputar el partido de la semana que viene contra la SD Logroñés. En el caso de Jaime Sánchez, el central podría tener más posibilidades de entrar en la convocatoria en la siguiente jornada dependiendo de su evolución en los próximos días. Por el momento, el defensa se sigue ejercitando al margen después de perderse los dos últimos compromisos, ante Calahorra y Badajoz. Jorge Valín tampoco estará contra Unionistas, aunque en su caso es como consecuencia de la operación de cadera a la que se sometió en verano. El canterano ha empezado a completar tareas con el resto del grupo, pero todavía no cuenta con el visto bueno de los médicos para poder volver a una convocatoria.