El Deportivo visitará mañana el Stadium Gal, el mismo al que Javier Irureta (Irún, 1948) empezó a ir de niño para animar al equipo de su ciudad y con el que años más tarde debutó como futbolista antes fichar por el Atlético de Madrid. “Es el mismo, pero remodelado. Antes era campo de fútbol y alrededor había una pista de ciclismo. Empecé a ir a la grada general con la familia, en primera fila animando siempre. Con el tiempo ha desaparecido la pista de ciclismo”, recuerda el entrenador con el que el Deportivo conquistó cuatro de sus seis títulos oficiales.

Cuando dirigía al Dépor, ¿se podía imaginar que en unos años se iba a enfrentar al Real Unión de Irún en la tercera categoría del fútbol español?

Nunca pensé que podían encontrarse los dos en esta división. Con el Dépor no lo podía creer. El equipo de mi pueblo es más pequeño, antiguamente fue un equipo grande con jugadores buenos que hasta jugaron en la selección española. Estuvo casi siempre en Tercera. Con diez años iba a verlo al campo, siempre en Tercera menos dos veces que ascendió a Segunda, pero no tuvo un largo recorrido.

De la Champions a Primera RFEF.

Me ha chocado mucho y me he sentido muy dolido por esa trayectoria que ha llevado el Dépor. Me da pena. No puedo decir más que tiene que enderezar y a ver si se puede ascender este año.

A nivel sentimental, ¿son los dos clubes de su vida?

Sí. Yo no pensaba más que en el Real Unión. Era mi equipo cuando era chaval, hasta los 19 años, que me fui al Atlético. Ese sentimiento lo tengo desde pequeño, de que era mi equipo e iba siempre al estadio a verlo. Era la diversión mayor que tenía tanto yo como mis amigos de la cuadrillita que teníamos en el barrio. Y el Dépor, como equipo en mi carrera de entrenador, ha sido en el que más he estado y del que más recuerdos buenos tengo y un sentimiento hacia él también muy grande.

Difícil decantarse por uno, ¿mejor que empaten?

No. Pueden empatar o puede ganar uno u otro, pero yo lo que quiero es que a final de temporada cumplan sus objetivos. Si el Dépor sube y ganar le ha servido, bien; y si el Real Unión gana y se mantiene, también. Que suba el Dépor y que el Real Unión, por lo menos, se mantenga sería la plena felicidad para mí. El Deportivo ha tenido un comienzo de temporada bueno y puede pensar en lograr eso que anhelamos yo y todos los simpatizantes del Dépor. A ver si se cumple.

Nada que ver este Deportivo con el que usted conoció, salvo por la fidelidad de la afición.

Claro. Es una de las mejores aficiones que he tenido en los sitios en los que he estado. Hay que hacerlo todo por ellos, porque siempre son muy fieles al equipo.

¿Qué rival se va a encontrar el Dépor en el Stadium Gal?

El Real Unión empezó bien. Lo vi en Hondarribia contra el Bilbao Athletic en pretemporada. Es un equipo con mucha fuerza y con gente competidora. Comenzó la temporada bien, con dos victorias, pero ahora ha perdido los cuatro últimos partidos.

¿Se ha desconectado del fútbol para centrarse en la vida familiar o sigue la actualidad deportiva?

Hay tiempo para todo, para ver fútbol y para estar con la familia. Sigo todos los acontecimientos deportivos, particularmente el fútbol, y sobre todo los equipos en los que he estado. Me gusta.