Álex Bergantiños analizó ayer cómo ha encajado el Deportivo los tres tropiezos consecutivos justo a continuación de las cuatro victorias seguidas en el arranque del campeonato. “Este deporte es así. En los últimos partidos estamos haciendo más méritos que puntos pero hay que afrontarlo con tranquilidad, sabiendo lo que tenemos que mejorar. En los primeros partidos tuvimos más eficacia en las áreas que los rivales. Es parte del deporte y hay que saber que haciéndolo bien las cosas saldrán y tendremos los puntos que nos merezcamos a final temporada”, explicó el centrocampista.

El coruñés ve al vestuario “preparado” para superar este tipo de situaciones y está seguro de que esta dinámica “va a cambiar y volverá a haber rachas positivas”. Reconoce Álex que el año pasado había más nerviosismo “por el formato de la competición, que hacía sentir todo como más urgente, y porque la confección tanto del club como de la plantilla es muy diferente”. “La gente que ha venido está acostumbrada a la categoría, a ganar y a perder. La importancia del Dépor es mucho mayor, mucho más grande que en otros sitios, pero la competición es la misma y eso ayuda a que sea más natural todo. Eso la gente lo tiene claro desde el principio y también está con esa ambición de conseguir el objetivo”, argumentó.

Sobre el error que dio lugar al primer gol del Real Unión el pasado sábado, Álex hizo autocrítica. “No me esperaba que viniera el balón. Decido mal. Todos los que estábamos hubiéramos decidido de manera diferente”, apuntó. Ahora espera reencontrarse con la victoria el sábado contra el San Sebastián de los Reyes, que llegará a Riazor “con la sensación de tener poco que perder”.