El entrenador del equipo juvenil del Deportivo, Manuel Pablo, admitió que "se ha generado una ilusión tremenda" con los jóvenes valores del club, que este miércoles afrontan en el Estadio Abanca-Riazor la ida de la segunda eliminatoria de la ruta de los campeones en la 'Youth League' ante el Maccabi Haifa de Israel.

En la anterior ronda, los deportivistas eliminaron con una épica remontada (4-0) el resultado que habían encajado en la ida (3-0) ante el Pogon polaco con el récord de asistencia a un partido de la Liga de Campeones Juvenil diferente de las eliminatorias de primavera.

"Se ha generado una ilusión tremenda en la afición y en la calle con estos chavales y tenemos que aprovecharlo y también ellos deben aprovecharlo", comentó en una rueda de prensa telemática el que fuera jugador del Deportivo entre 1998 y 2016.

"Como jugador siempre me gustaba jugar la primera eliminatoria en casa. Encima, con el apoyo de la afición. Vamos a intentar ir a buscar arriba al equipo contrario y, después, lo que el rival nos permita hacer", indicó en su comparecencia.

El canario solo dispondrá de un entrenamiento con todo el grupo para preparar esta competición, ya que en el equipo hay jugadores que actualmente forman parte de diferentes categorías, como el delantero Noel López, que está en el principal, en Primera Federación.

"Le daremos mucha importancia a ese trabajo hoy. Los jugadores están preparados para competir, pero tienes que trabajar en muy poco tiempo, con pocas sesiones y a lo mejor eso se puede notar un poco", advirtió.

Del Maccabi, dijo que "parece un equipo un poco más compacto a la hora de defender y no tan físico" como su anterior rival, "aunque tiene jugadores altos".

"Es un poco más asociativo. A lo mejor, no va a ser un partido tan abierto como los que tuvimos en la anterior eliminatoria", manifestó.

El técnico advirtió de que ahora sus jugadores están "un poco más precavidos en todo" respecto a la anterior eliminatoria, la que supuso el estreno del Deportivo en la Liga de Campeones juvenil.

"Por todo lo que se generó por ese partido de vuelta, que era el primero de la competición en Riazor, había muchos más nervios. Ahora, estamos más tranquilos, pero dándole importancia a la competición porque, si pasamos esta eliminatoria, pueden venir equipos importantes. Queremos seguir avanzando", deseó.