Carlos Doncel espera que la visita del domingo a Las Gaunas sirva al Dépor para reencontrarse con la victoria a domicilio. “En Riazor estamos muy fuertes. Solo hemos encajado un gol. Tenemos ganas de dar un golpe sobre la mesa fuera de casa, muchas ganas de ganar los tres puntos en Las Gaunas ante un rival directo. Es una oportunidad muy buena para ir allí, hacer nuestro juego, competir muy bien y conseguir los tres puntos”, afirmó esta mañana el futbolista blanquiazul.

El catalán intuye que la gran igualdad que presenta actualmente la parte alta de la clasificación del grupo 1 de Primera RFEF, con siete equipos en un margen de solo tres puntos, es algo puntual que cambiará con el paso de las semanas. “Es muy difícil que la pelea se mantenga entre siete u ocho equipos. Ahora está muy igualado pero dentro de siete, ocho o nueve jornadas hablaremos de otras cosas. Se va a ir separando y estarán tres, cuatro o cinco con más ventaja sobre el séptimo”, apuntó el extremo.

Además, Doncel se mostró asombrado por el multitudinario respaldo que los aficionados del Dépor le brindaron ayer al equipo juvenil en la Youth League en el 5-1 frente al Maccabi Haifa en Riazor. “Ayer volvieron a superarse, más de 12.000, es increíble. Es un orgullo tener esta afición que está aquí un miércoles a las ocho en Riazor animando como si fuera una final”, añadió esta mañana antes del entrenamiento a puerta cerrada en Riazor.