Jaime Sánchez llegó este verano a A Coruña formando parte de la revolución que realizó el Deportivo para construir una plantilla prácticamente de cero. Pese a tantas novedades, el conjunto coruñés no ha necesitado apenas tiempo para conjuntarse y desde el primer día rinde a un buen nivel. “Cuando se hace un equipo nuevo al principio normalmente cuesta. No es normal lo de este equipo. Desde el primer día hemos trabajado para ello y llegamos al inicio de liga muy compenetrados. Lo estamos viendo reflejado en el campo y en la clasificación”, afirmó el defensa del líder en solitario del grupo 1 de Primera RFEF.

El andaluz quiere ampliar la buena racha y no se fía del Athletic B pese a su dinámica tan negativa con la que llegará el domingo a Riazor (17.00 horas). “Cuando te enfrentas a un filial no sabes muy bien cómo van a venir. Están en una racha mala pero tienen jugadores de muchísima calidad, por eso están en Athletic. Hay que preparar el partido como siempre. No queremos relajarnos contra ellos aunque vengan abajo”, recalcó Jaime. En ese sentido, reconoce que "sería un fastidio" que en el futuro pudieran volver las restricciones de aforo en función de la evolución de la pandemia porque "nos da la vida ver estadio lleno cada dos semanas".

El Dépor se ha afianzado en la primera plaza y acabar en lo más alto es la meta para lograr de manera directa el billete a Segunda sin tener que disputar una fase de ascenso. “El equipo quiere ser líder. Jugar el play off ya es un logro pero cambia mucho porque en un play off puede pasar cualquier cosa. El objetivo es quedar primeros y subir mediante el ascenso directo. El equipo tiene fuelle de sobra y vamos a dar mucho más. Estamos en línea positiva y queremos seguir así, ganando partidos y siendo lideres”, afirmó esta mañana en Abegondo el central blanquiazul.