Borja Jiménez acabó decepcionado el partido contra el Bilbao Athletic. El entrenador deportivista reconoció que no fue la mejor tarde de sus jugadores, pero al mismo tiempo recordó que falta mucho camino por recorrer hasta el final de la temporada. “Hemos estado más espesos de lo habitual. No hemos estado tan cómodos como otros días, en tres cuartos no fuimos verticales. Dominamos pero nos faltó ser más incisivos. Sacamos mucho centro, pero sin demasiado acierto en el remate, ni en el centro. Hemos estado más espesos de lo que venimos estando. Pero yo lo normalizo. Nos hubiese gustado ganar, creo que hemos hecho más situaciones que el rival pero esto es fútbol. Ellos tuvieron una y estuvieron acertados, nosotros no tanto”, reflexionó el técnico.

Puede que se repita, o al menos eso cree Borja Jiménez por su experiencia. “Nos va a pasar más veces estos partidos con equipos muy replegados en casa”, avisó. “Sabíamos el peligro que tenía este equipo en las transiciones, no hemos estado acertados en esas situaciones de tres cuartos por dentro, a veces giramos y descargamos para que el lateral se incorpore, pero hoy no hemos tenido tanto acierto. Quizá en el inicio no hemos estado tan rápidos como otro día con la pelota, en algunos momentos hemos estado muy juntos. Hay que mejorar y enseñárselo. Sabía que el partido iba a ser difícil, cuando llevas muchas semanas seguidas ganando crees que vas a hacerlo todos los días, y eso no es así”, razonó el entrenador deportivista tras el encuentro.

El equipo desaprovechó la oportunidad de despegarse en el liderato, pero el empate contra el Bilbao Athletic frustró esa posibilidad. “No por la de hoy, siempre que no consigas ganar en el Deportivo es la sensación de que no lo has hecho del todo bien. Nuestra exigencia es ganar siempre. Cuando no ganas, puedes pensar que has hecho algo mal. Seguro que hicimos más cosas mal que otros días. Tendríamos dos puntos más, pero no es nada definitivo. Nos queda un partido dentro de los ciclos de quince puntos, a ver si ganamos en Ferrol. No podemos dramatizar por empatar en casa con el Bilbao Athletic, este año no está bien pero tienen buenos jugadores. Estos son los mismos que ganaron en Majadahonda, y la anterior y la anterior. Ellos están jodidos por no ganar en casa, les hemos inculcado el gen competitivo”, argumentó sobre la ocasión desperdiciada.

Borja Jiménez no quiso detenerse en las acciones polémicas del partido, especialmente los penaltis que reclamaron sus jugadores. “De los árbitros no hablo nunca. Conozco a este árbitro de otros arbitrajes, ahora me enseñan imágenes y puede haber penaltis. Su labor es muy complicada. Después de las jornadas que llevamos, no hemos tenido suerte pero cambiará. Para ellos es complicado y hay que respetar su trabajo”, destacó.

El entrenador deportivista prefirió centrarse en lo que espera a los deportivistas, especialmente el partido de Copa del miércoles. “Ojalá podamos aguantar lo máximo en la competición. Cuando te pones el escudo del Dépor hay que salir a ganar siempre. Para mí, personalmente, es una competición que me gusta mucho”, afirmó Borja Jiménez sobre el partido que les aguarda contra el UCAM Murcia.