Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Juergen Elitim Centrocampista del Deportivo

“Mientras sea posible, la esperanza de ser campeones se mantiene”

“La mayoría de jugadores de arriba no estamos en nuestro mejor nivel y el equipo lo ha notado”

Juergen Elitim, ayer en la puerta principal de la ciudad deportiva de Abegondo. | // VÍCTOR ECHAVE

Juergen Elitim (Cartagena de Indias, Colombia, 1999) todavía digiere la decepción de que Colombia no se haya clasificado para el Mundial de Qatar, pero asegura que la “revancha” llegará para una de las mejores generaciones del fútbol de su país. Lo mismo piensa de la crisis del Deportivo y no da por perdido un ascenso directo muy complicado debido a la mala racha de resultados en la que se ha instalado el equipo.

¿Cómo está el vestuario?

Fastidiados por el resultado y porque no salieron las cosas, pero cada semana intentamos que cada semana como un reinicio, se gane o se pierda.

¿También han tenido que reiniciar el objetivo?

En mi caso, mientras que por números sea posible, la esperanza de ser campeones se mantiene. A partir de ahí las circunstancias determinarán cómo nos vemos de aquí a mes y medio. Los resultados decidirán en qué centramos la cabeza, pero ahora mi objetivo sigue siendo el mismo y creo que el del Deportivo también.

¿Cuesta asimilar que en una semana se produzca un vuelco así en la clasificación?

Es difícil, y más cuando tienes algo y sientes que te lo arrebatan. Siempre duele. En enero la situación era totalmente diferente y nos veíamos un punto más allá. A partir de ahí se han dado una serie de resultados que no han sido buenos, pero estamos capacitados para superarlos.

¿Por qué se ha caído el equipo?

Creo que ha sido un cúmulo de cosas y muchas circunstancias, pero más allá de poner excusas o cuestiones extrafutbolísticas yo me baso en el campo. Quizá antes teníamos esa contundencia en las dos áreas y la hemos perdido un poco.

Basaban su juego en el control de la pelota, ¿exploraron otras fórmulas y la idea se resintió?

En cuanto al juego han sido pocos partidos en los que no nos hemos sentido fluidos. En algunos de los que perdimos quizá merecimos más, pero está claro que con eso no basta. No creo que el juego sea la causa para no sumar de tres en tres, generamos ocasiones y llevamos el balón al último tramo del campo. Ahí el fútbol es nuestro, aunque es cierto que la mayoría de los jugadores de arriba no estamos en nuestro mejor nivel y eso lo ha notado el equipo, sin duda.

¿Han sido determinantes los errores arbitrales?

En algunos partidos sí. Más allá de ser una queja o una excusa, el Deportivo se ha visto perjudicado. No ha pasado solo una vez. Dentro del vestuario intentamos darle poco eco a ese tipo de circunstancias que no dependen de nosotros, pero no se puede ocultar que no han sido justos. No pedimos que nos favorezcan, solo que sean imparciales. Ha habido ciertas jugadas en las que nunca hemos sido favorecidos. La jugada contra el Racing de Ferrol marca los arbitrajes, era un 1-0 en el minuto 80 que suponía una victoria y quizá un cambio de ambiente.

Empezó de mediapunta, jugó de interior y pasó por el mediocentro...

Creo que el entrenador lo hace dependiendo de los rivales. Yo me siento cómodo en cualquier parte del campo, aunque quizá como interior un poco más adelantado me encuentro mejor.

¿El partido contra el Rayo Majadahonda marcará lo que queda de temporada?

En este tramo de la temporada todos los partidos son finales y nosotros le damos la importancia que conlleva, pero no solo a este, sino a los restantes y a los que han pasado. Estamos en un momento de la temporada muy importante y el partido va a ser muy complicado.

¿Se disparó el optimismo a comienzos de año y eso pudo derivar en relajación?

Creo que internamente no. Es normal ser optimista cuando estás seis puntos por delante y todo fluye. Lo jodido es ahora, cuando tienes que dar más porque con lo que estamos haciendo está claro que no nos da. Parecía que estábamos muy cerca, pero quedaba un mundo.

¿Se han sentido señalados dentro del vestuario por la crisis de juego y resultados?

Es normal, pasa en todos los deportes y en todos los ámbitos, incluso en cualquier trabajo. El futbolista es consciente de que la crítica existe y yo en mi caso intento aislarme, tanto cuando las cosas van bien como cuando van mal. No es algo nuevo para ninguno de nosotros, aprendes a convivir con ello, pero es cierto que el Dépor tiene una masa social mucho más grande que la mayoría de los clubes y quizá todo repercute un poco más.

En situaciones como esta el principal señalado suele ser el entrenador, ¿cómo lo ven dentro del vestuario?

Lo fácil es señalar a una persona que a 23 o 25 que somos en la plantilla. El míster está bien, está tranquilo y estamos a muerte con él. Todo lo que pasa dentro del campo es culpa nuestra. Ellos intentan darnos facilidades, pero dentro del campo las decisiones las tomamos nosotros. Creo que está haciendo un buen trabajo con la plantilla y el equipo durante la mayor parte del año desplegó un buen fútbol y éramos sólidos. Ahora por nuestros altibajos individuales no todo se está haciendo bien y por eso estamos en esta situación. Debemos ser nosotros los que tenemos que levantar esto.

¿Están más cerca de Noel esta semana que no podrán jugar Miku ni Noel?

Le damos toda la normalidad del mundo. Ya ha jugado titular bastantes partidos, ha marcado goles y siempre ha estado acertado. Cuando le dan un minuto o dos sale al campo con la ilusión de siempre para ayudarnos y este partido no será la excepción.

Llegó con la idea de asentarse por fin en un club y hasta hace poco todo iba rodado, ¿cómo ha asimilado que todo eso se pueda torcer?

Yo sigo confiando. Llegué muy ilusionado con lo que significa el Dépor, con la ciudad y con lo que representa el club para la hinchada. Como el objetivo sigue igual de claro, mis planes de futuro son igual de claros. Quiero quedarme aquí mucho tiempo y espero que así sea.

Eso sin embargo depende de que se logre el ascenso...

Quizá sí, pero el Dépor me ha ayudado mucho. Está siendo un año bastante bueno incluso con los altibajos. Más allá del fútbol maduras muchísimo con las distintas situaciones que se viven aquí. En cierta manera yo espero devolverlo.

Compartir el artículo

stats