Kiosco

La Opinión de A Coruña

Deportivo
Héctor Hernández Lateral del Deportivo

“Firmo ascender en un ‘play off’ quedando segundo, tercero, cuarto o quinto”

“Creo que cualquier equipo que se enfrente al Dépor le tiene miedo o, como mínimo, respeto”

Héctor Hernández, ayer en las instalaciones de Abegondo. | // CARLOS PARDELLAS

Héctor Hernández (Valladolid, 1991) enfoca hacia el momento cumbre de la temporada cargado de esperanza por acabar cumpliendo el objetivo del ascenso, sin descartar aún la vía directa de la primera posición, porque “todavía queda mucho”, pero consciente de que los nueve puntos de renta que tiene el Racing de Santander sobre el Deportivo son “una distancia bastante amplia”. “Lo que todos queremos es ascender y vamos a luchar por eso, da igual cómo se consiga”.

¿Por qué ese bajón tras el descanso contra el Rayo Majadahonda después de una primera media hora tan buena?

Te vas de la primera parte con un 2-0 a favor y podía ser con algún gol más de ventaja. Sabíamos que ellos entrarían fuertes en la segunda mitad. Nos hicieron un gol en los primeros minutos, que es lo que creo que a ellos les dio alas y a nosotros nos echó un poco el culito para atrás, y eso es lo que les hizo a ellos creerse que podían rescatar algo de Riazor. Al final los tres puntos se quedaron en casa, que era lo importante. Ahora hay que sumar de tres en tres, da igual el cómo.

¿Qué le falta al equipo para recuperar su mejor versión?

Veníamos de unos resultados que nos hicieron daño psicológicamente hablando y estamos tratando de conseguir, mediante el trabajo diario, nuestra mejor versión. Esperemos que llegue cuanto antes.

¿Es un problema más de reencontrar sensaciones que de capacidad futbolística?

Creo que el nivel de la plantilla es muy bueno, muy alto. El problema es que creo que todos nos vimos campeones en enero y verte ahora segundo, a nueve puntos del primero… es un poco más tema psicológico, que ha hecho mucho daño. Quedan todavía muchos partidos y vamos a intentar conseguir el objetivo, da igual siendo primeros que en un hipotético play off.

Durante muchos meses solo se habló del ascenso directo como único horizonte, ¿ver ahora lejos ese objetivo les permite centrarse más en cada partido, en el corto plazo?

Sí. No nos engañemos. Quedan ocho jornadas y están [el Racing de Santander] a nueve puntos. Es una distancia bastante amplia pero bueno, yo en primera persona te digo que les miro de reojo. Si pinchan un partido y les restamos tres puntos, creo que las cabezas, tanto las suyas como las nuestras, lo verían de diferente manera a pesar de estar a seis puntos. Ahora sí es verdad que nos centramos más en el día a día, en el partido a partido, y lo que tenga que ser, será. Ojalá podamos recortarles y quedar primeros pero, si no, iremos al play off a ascender en el play off. Da igual cómo se consiga el ascenso. Lo que todos queremos es ascender y vamos a luchar por eso.

¿Miran de reojo al otro grupo para calibrar los posibles rivales?

Creo que todavía es pronto. Encima en el otro grupo está todo muy apretado. Todavía queda mucho. Lo que tenga que ser, será. Todavía quedan muchas jornadas, ya habrá tiempo para fijarse en el otro grupo.

El domingo, en Lezama, tienen un doble reto, volver a ganar fuera de casa y enganchar dos triunfos seguidos.

Tenemos enfrente un rival que no nos va a poner las cosas fáciles. Son un filial, gente joven con mucha hambre, pero sabemos lo que nos estamos jugando. Nos tiene que dar igual el rival, nos tiene que dar igual cómo, vamos a ir allí a intentar conseguir una segunda victoria que nos dé confianza y nos libere de esa presión en las mentes, en las cabezas. Quedan ocho finales y vamos a ir a por ellas.

¿El play off se empieza a ganar ahora, llegando en una línea ascendente?

Sí, está claro que un play off es importante, pero más importante es cómo llegas al play off, la dinámica con la que llegues. En caso de que tengamos que ir, vamos a intentar llegar de la mejor manera posible, con una dinámica muy positiva y, seguramente, todo vaya rodado.

¿Jugarlo en Riazor sería un plus?

Es un punto a nuestro favor. Jugar en Riazor es jugar con doce. Se está demostrando. En casa pocos puntos se han escapado. Para mí, para nosotros, sería una ventaja poder jugar en Riazor ese hipotético play off.

¿Mantiene su plena confianza en que el Dépor acabará subiendo?

Tenemos un gran equipo, con gente de muy alto nivel de fútbol y creo que eso va a pesar a la hora de jugar un partido, un play off o un ascenso directo. Yo creo que cualquier equipo que se enfrente al Dépor le tiene miedo o, como mínimo, respeto. Creo que eso hay que reflejarlo en el campo y ojalá se consiga lo que todos queremos.

¿Lo de menos es cómo, por la vía directa o jugando la fase?

Sí. No hace mucho tiempo era todo un play off y el primero también lo jugaba. Ahora ha cambiado el formato. Yo firmo ascender. Sí es verdad que es mejor subir directamente y quitarte esos nervios del play off, sí, te lo compro, pero firmo también ascender en un play off quedando segundo, tercero, cuarto o quinto. Al final el objetivo es el mismo y nadie se va a acordar de cómo ascendió este Dépor. Queremos ascender, conseguirlo todos y por eso se va a luchar.

Álex y Mackay son oficialmente los capitanes, ¿usted también se siente un capitán sin brazalete por su liderazgo?

Sí que es verdad que puedo decir que soy, junto a los capitanes, Miku y Granero, la gente más veterana y de más peso en el vestuario, y entre todos intentamos llevar el vestuario por un buen camino. Hay dos capitanes formados con su brazalete, que son los que indican más o menos, y los otros veteranos intentamos ayudarles, ayudar a todo el equipo entre todos.

Está siendo uno de los fijos en las alineaciones, ¿contento a nivel personal?

Sí, estoy contento, el míster está confiando en mí y yo intento devolverle esa confianza en el campo. Mientras me siga poniendo, yo voy a intentar darlo todo por esta camiseta y ayudar al equipo en todo lo que se pueda.

¿Está más tranquilo el vestuario después del mensaje de confianza que el director general del club, David Villasuso, le transmitió la semana pasada?

Sí. La gente de arriba siempre nos ha mostrado su apoyo, tanto cuando las cosas iban bien, que eso es fácil, como cuando se han torcido un poquito más. Sí que nos tranquiliza saber que la gente de arriba, los que apostaron por nosotros, siguen confiando y tienen la confianza intacta en nosotros. Queda todavía mucho y vamos a intentar devolverle esa confianza consiguiendo lo que todos queremos.

Compartir el artículo

stats