Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Examen a la mejoría deportivista

El Dépor visita al Talavera con el objetivo de dar continuidad a la buena imagen que dejó ante el DUX

La plantilla deportivista, en un entrenamiento en Riazor. | // VÍCTOR ECHAVE

El Deportivo examinará el domingo (12.00 horas) la mejoría que mostró la jornada pasada contra el DUX de Madrid en Riazor. La visita al Talavera servirá para determinar hasta qué punto el equipo se ha desembarazado de la crisis en la que se instaló desde comienzos de año. El entrenador blanquiazul, Borja Jiménez, la da por superada, pero todavía sigue pendiente ganar a domicilio.

Al Deportivo se le resiste desde hace ya casi tres meses una victoria como visitante, aunque a Talavera llega impulsado por el partido de hace una semana contra el DUX. Hacía tiempo que el equipo no firmaba una actuación tan redonda, por más que ayudase la debilidad del conjunto madrileño. El Dépor recordó al de la primera vuelta y salió fortalecido en la pelea por amarrar la segunda plaza de la clasificación.

Ese parece a estas alturas el principal objetivo para los deportivistas, porque el ascenso del Racing de Santander es ya solo cuestión de tiempo. Asegurar el segundo puesto será determinante para el futuro play off, lo mismo que afrontarlo con la mayor autoestima posible. El Deportivo, en ese sentido, necesita recuperar la mejor versión de su juego, o al menos aquello que lo diferenció hasta que los resultados se resintieron.

En eso está ahora, aunque con la incógnita por ver de qué manera responde lejos de Riazor. El precedente inmediato no es demasiado alentador, porque la imagen de los blanquiazules en Lezama hace dos semanas contra el Bilbao Athletic fue muy pobre.

El equipo no consigue imponer su plan al de los rivales y hoy afrontará una prueba complicada ante un equipo que lucha por la permanencia y que recientemente ha cambiado de entrenador para encomendarse al coruñés y exentrenador del Fabril Manuel Mosquera.

Borja Jiménez tendrá de nuevo el problema del lateral derecho, aliviado por el fichaje de Antoñito. Villares, sin embargo, se perfila una vez más como el recurso de emergencia en la defensa porque el técnico no podrá emplear el recurso de la semana pasada contra el DUX. Diego Aguirre no estará este mediodía en Talavera por acumulación de amonestaciones y no podrá jugar a pierna cambiada como contra los madrileños.

En la delantera es probable que Miku regrese a la titularidad después de varias semanas. El venezolano no marca desde hace meses y buena parte de la responsabilidad ofensiva ha recaído en Quiles. El pichichi del equipo encadena cuatro jornadas consecutivas marcando y estará contra el Talavera después de superar un golpe en la cadera a mediados de la semana.

Compartir el artículo

stats