Kiosco

La Opinión de A Coruña

Deportivo

El ‘play off’, camino conocido para subir

Los deportivistas Miku, Granero, De Vicente, Trigueros, Mackay, Lapeña, Álvaro Rey y William ya se auparon a Segunda con otros equipos a través de la fase de ascenso, los dos últimos a las órdenes de Borja Jiménez

Miku, en el centro, celebra el ascenso con la UD Salamanca. | // GACETA DE S.

El Deportivo afronta la recta final del campeonato regular de Primera RFEF con el play off como única vía abierta para acabar alcanzando el objetivo inicial de subir a Segunda División. La meta para los cinco partidos que faltan —en la práctica cuatro por el duelo pendiente con el Extremadura de la jornada 35— será preparar lo mejor posible la fase de ascenso y llegar en dinámica ganadora a la promoción a Segunda, un camino que ya exploraron con éxito con otros equipos ocho jugadores deportivistas: Miku, Granero, De Vicente, Trigueros, Mackay, Lapeña, Álvaro Rey y William, los dos últimos con Borja Jiménez al mando del Mirandés y del Cartagena, respectivamente.

William, tras subir con el Cartagena de Borja Jiménez. | // LA OPINIÓN DE MURCIA

El primero en subir a Segunda a través del play off fue Miku Fedor. Lo consiguió en 2006, en la primera de las dos etapas que el delantero venezolano defendió la camiseta de la desaparecida UD Salamanca. Su gol al Sevilla B en el encuentro de vuelta de la eliminatoria definitiva por subir a Segunda valió el ascenso del extinto club charro. Ocho años después, en 2014, fue Borja Granero el que selló en la promoción el billete de regreso al fútbol profesional con el Racing de Santander al superar el cruce frente al Llagostera.

De Vicente, en el centro, festeja su ascenso con el Racing. | // @R_DEVICENTE

También con el equipo cántabro se aupó a Segunda Rafa de Vicente en 2019 tras remontar en su eliminatoria frente al Atlético Baleares. Ese mismo año también subieron vía play off la Ponferradina, con Pablo Trigueros en sus filas, y el Mirandés de Borja Jiménez, con Álvaro Rey a sus órdenes. Fue el primero de los dos ascensos a Segunda alcanzados por el actual técnico del Deportivo, que al año siguiente, en 2020, repitió meta con el Cartagena. A sus órdenes disputó 22 partidos aquella temporada William de Camargo, incluido el de la eliminatoria a partido único contra el Atlético Baleares. El brasileño formó de inicio, pero en el minuto 84 dejó su puesto a Elady y, por lo tanto, no pudo participar ni en la prórroga ni en la tanda de penaltis, en la que el guardameta exdeportivista Marc Martínez se convirtió en el gran protagonista albinegro al detener el quinto lanzamiento, el definitivo, a Jorge Ortiz.

El coruñés Mackay, tras subir con el Sabadell en 2020. | // @IANMACKAY23

Mackay, el héroe coruñés

Manos de héroe también las de Ian Mackay en la tanda de desempate contra el Sant Andreu que aupó a Segunda División a la Ponferradina en 2010. No fue el único ascenso al fútbol profesional del coruñés. Logró otro en 2020, también con un papel decisivo en los lanzamientos desde los once metros que decantaron a favor del Sabadell las eliminatorias a partido único ante Atlético de Madrid B y Cultural Leonesa.

Dos años después el canterano blanquiazul busca volver a subir vía play off, esta vez con el club de su vida, el Dépor, en una fase de ascenso en la que no habrá desempate desde el punto de penalti. De ahí la importancia de que el conjunto coruñés logre amarrar la segunda plaza para tener ventaja en los cruces en caso de que los 90 minutos reglamentarios y la prórroga terminen con igualada en el marcador. Una meta al alcance por la que también luchará Adrián Lapeña, el octavo futbolista de la actual plantilla que ya sabe lo que es auparse a la categoría de plata a través de la fase de ascenso. Lo consiguió también en 2020 con el Castellón tras superar tres eliminatorias a partido único ante UD Logroñés, Peña Deportiva y Cornellá.

Álex, Aguirre y el recién llegado Antoñito, otros blanquiazules con ascensos en sus currículums

A Segunda subieron Miku, Granero, De Vicente, Trigueros, Lapeña, Álvaro Rey, Mackay, William y Borja Jiménez, pero no son los únicos deportivistas con ascensos en sus currículums. A Primera División se auparon varios compañeros, como Álex Bergantiños, Diego Aguirre o el recién llegado Antoñito. El capitán blanquiazul logró acceder tres veces a la máxima categoría: primero con el Xerez (2009) y las dos últimas con el Dépor, en 2012 y 2014. También Diego Aguirre festejó un ascenso a la élite. Fue con el Rayo Vallecano en 2018. Tanto Álex como Aguirre sellaron de manera directa el billete a Primera. En cambio, el recién llegado Antoñito tuvo que explorar la vía del play off con el Valladolid para subir a Primera en 2018, cuando el Huesca, segundo, acompañó al campeón Rayo en el camino directo a Primera. La tercera plaza de ascenso se la jugaron Zaragoza, Sporting de Gijón, Valladolid y Numancia. El conjunto pucelano, con Antoñito en sus filas, acabó quinto la liga y tuvo que superar dos eliminatorias. Primero apeó al Sporting y luego al Numancia. Antoñito debutó el pasado domingo con el Dépor en Talavera y esta mañana será presentado en Riazor.

Compartir el artículo

stats