Borja Jiménez: "En el descanso tuvimos una charla larga y le hemos dado la vuelta"

“En la primera parte nos ha podido el nerviosismo”, lamenta el técnico blanquiazul

Borja Jiménez, ayer en la banda en el estadio de Riazor. |  // CARLOS PARDELLAS

Borja Jiménez, ayer en la banda en el estadio de Riazor. | // CARLOS PARDELLAS / M. oRedacción

Redacción

El entrenador del Deportivo, Borja Jiménez, destacó después de la victoria frente al Tudelano la capacidad de reacción que mostró el equipo tras un primer tiempo muy pobre en el que el conjunto navarro se adelantó hasta en tres ocasiones. El técnico desveló que la mejoría en la segunda parte llegó de la mano de las características que mejor domina el equipo. “En la segunda parte hemos dominado más, pero había que hacerlo desde la calma. Atacar largo, aunque fuese más lento, que nos sintiésemos cómodos. Nos permitía perder la pelota en zonas alejadas de la portería, donde tuviéramos densidad de jugadores para recuperarla. Contentos por la remontada, por la comunión con la afición. En el descanso tuvimos una charla muy larga y le hemos dado la vuelta”, señaló Borja Jiménez.

El entrenador deportivista negó que la actuación de la primera parte, y sobre todo lo débil que se mostró el equipo en defensa, provoque que surjan dudas de cara al inminente play off que se disputará en Riazor. “No hay que tener dudas. En cuatro partidos, nos habían tirado una vez a portería. No podemos generar dudas por tener un día donde no hemos estado acertados. Sabemos cuál es la manera de hacer las cosas. En lo individual no hemos estado bien como otros días, ni en defensivo ni en lo ofensivo. En los primeros minutos tuvimos ocasiones claras para hacer gol, no solo en remate también en toma de decisiones. Nos ha generado desconfianza el primer gol. No genera dudas el equipo a nivel defensivo cuando es uno de los menos goleados”, reflexionó Borja.

El técnico rescató especialmente lo que supone remontar después de que el equipo estuviera hasta en tres ocasiones por debajo en el marcador. Borja Jiménez señaló que eso ayudará a “nivel mental” a los jugadores. “Al final contentos por ganar. Teníamos el debe todo el año de ser capaces de remontar un partido. Hoy [por ayer] lo hemos hecho tres veces, hemos conseguido darle la vuelta. A nivel mental aunque ahora nos parezca una tontería, nos da algo que no habíamos conseguido todo el año”, manifestó. El entrenador deportivista, sin embargo, reconoció los problemas de su equipo en la primera mitad del partido. “Una primera parte en la que hemos estado incómodos, con mucho juego directo, nosotros muy largos para defender. No ganábamos los duelos. Hemos estado largos por dentro para ganar esas segundas jugadas. Hemos defendido más acciones que un partido normal. Sabíamos de su fortaleza de centros, Caballero es de los mejores de la categoría en el remate. A nivel defensivo no hemos estado bien, ni en duelos, distancias por dentro, ni en las áreas. La primera parte con mucho gol pero desacertados. Nos ha podido el nerviosismo”, razonó el técnico.

Borja también se refirió a la posible mano de Soriano en el segundo de los goles deportivistas. “No la he visto. Ellos lo tienen claro. Gente del club me dicen que en la tele no se ve claro. No puedo dar mi opinión sobre ella. Por como han protestado, supongo que los jugadores lo tienen más claro. Los árbitros tienen siempre ganas de hacerlo bien, ellos también se juegan ascender. Hoy se pueden haber equivocado, no creo que sea trascendental. Según estaba el partido no sé de qué manera podía haber influido”, expuso.

Diego Villares, autor del gol que supuso la remontada deportivista ayer contra el Tudelano, destacó que el equipo logró darle la vuelta a una mala primera parte. “Nadie puede estar contento de esos primeros 45 minutos. Nos costó demasiado y solo pudimos mejorar”, manifestó el centrocampista.

Villares desveló que Álex Bergantiños les recordó en el vestuario la derrota contra el Extremadura en 2020 que le terminaría costando el descenso al Deportivo. Los extremeños, igual que el Tudelano, estaban ya descendidos pero consiguieron ganar en Riazor a un Dépor que se jugaba la permanencia. “No lo viví desde dentro, pero Álex nos lo recordó un poco a todos. En la primera parte cometimos muchos errores, sobre todo con balón y ante un equipo que vino aquí a Riazor a hacer un buen papel”, analizó el jugador vilalbés.

Villares también explicó la jugada del tanto que protagonizó y que permitió cerrar la remontada. “La acción del gol intuyo ese espacio que hay ahí. No pensé en un primer momento en rematar y fui al primer palo como en las jugadas de estrategia. La celebración es por esa felicidad por mi primer gol aquí”, indicó.

El centrocampista destacó la mejoría después del descanso a través de las características que mejor domina el Deportivo. “Teníamos que mejorar mucho a partir del balón, que estábamos muy precipitados”, dijo.