La posibilidad de que el Deportivo juvenil de Manuel Pablo defendiera su título de campeón de España pendía de un hilo, era casi un imposible, pero esta mañana se ha acabado produciendo el milagro. El equipo coruñés necesitaba imponerse al Bansander cántabro, al que ha doblegado 2-4 (Mario Nájera, Martín Ochoa, Álex González y Diego Gómez fueron los goleadores), y precisaba también que perdiese el Granada, que solo había cosechado dos derrotas en toda la temporada y que se jugaba también el liderato del grupo andaluz con el Betis. Y finalmente el conjunto nazarí ha caído 2-1 en su visita al UD Tomares sevillano.

El Deportivo logra, de esta manera, 87 puntos en 34 partidos con una media de 2,558 puntos por duelo, lo que le convierte en el mejor segundo de los siete grupos de la División de Honor Juvenil, privilegio que le hará acompañar a los siete campeones en esa Copa de Campeones, donde se dilucida el campeón de España de la categoría, galardón que ahora mismo ostenta el Dépor tras imponerse en 2021 al Barcelona en la final de Marbella. Habrá primera una ronda previa a partido único a jugar en el campo del equipo que salga primero en el sorteo y, posteriormente, la final a cuatro en sede única y neutral. El bombo repartirá suerte este lunes 23 a las 16.00 horas en la sede de la Federación. No hay ningún criterio que favorezca a los campeones. Todos contra todos.

Además del Deportivo, los otros siete equipos que jugarán la Copa de Campeones son el Celta, el Athletic, el Barcelona, el Betis, el Atlético, Las Palmas y Valencia. Sigue el sueño de los juveniles, otro motivo para la ilusión en el deportivismo.