Kiosco

La Opinión de A Coruña

Fútbol - Deportivo |
Dépor-Linares Alberto González Entrenador del Linares, rival del Deportivo en semifinales del ‘play off’

“Nunca sentimos presión; jugamos por la posibilidad, no por la necesidad”

“La gran ventaja del Dépor no es que le valga el empate, es que juega en casa, pero lo que de inicio es una ventaja, perfectamente se puede convertir en un lastre ”

Alberto González, técnico del Linares. | // LINARES DEPORTIVO

Alberto González (Tolox, Málaga, 1979) regresó al banquillo del Linares en la quinta jornada para volver a guiarlo al play off de ascenso por segunda temporada consecutiva. Su equipo llegará el sábado a Riazor sin urgencias por subir, al contrario que el Deportivo: “Nosotros nunca sentimos presión. Siempre jugamos por la posibilidad, no por la necesidad”.

¿Soñaba con volver a meter al Linares en play off cuando regresó con la temporada ya en marcha?

Siempre pienso en lo máximo, soy ambicioso y creo en el trabajo. Haciendo las cosas bien se pueden conseguir grandes retos, ya lo hicimos el año pasado. Con el presupuesto 19 fuimos campeones. Este año también éramos una de las cenicientas del grupo a nivel presupuestario pero hemos conseguido explotar al máximo los recursos que tenemos, una vez más.

Son un equipo muy atrevido, ¿también lo serán en Riazor?

Nosotros no sabemos hacer otra cosa. Lo que no podemos es ser lo que no somos. Nuestro estilo, nuestro juego, nuestra idea es una y no podemos cambiarla ahora de repente para un partido concreto. Somos lo que somos y tenemos que intentar hacer muy bien lo que sabemos hacer.

¿Y qué es?

Somos un equipo que buscamos la portería rival continuamente, nosotros jugamos para meter goles. Eso conlleva que tienes que tener una serie de ajustes y aspectos que nos equilibren, tratando de que el rival no pueda hacernos daño, siempre intentando llevar la iniciativa. Intentamos ser los que marquemos el rumbo del partido, independientemente de quién tengamos delante. Ha habido muchísimos partidos en los que lo hemos conseguido. Sobre todo en casa llevamos una dinámica en la que nos hemos impuesto a nivel de goles y de dominio de juego, y eso ha hecho que equipos importantes parezcan muy malos. Intentamos que nuestro juego se imponga de manera lo más clara posible. Hay veces que se consigue y otras no, por mil circunstancias que se dan en el fútbol a lo largo de una temporada.

El Dépor también es un equipo que quiere ser protagonista, y más en Riazor. ¿Será una gran batalla por el balón y por llevar la iniciativa?

Para nosotros la iniciativa no es por el hecho de tener el balón por tenerlo, es por el hecho de hacer daño. No queremos el balón para nada, el balón tiene que ser para meter goles. Hay veces que consigues progresar con más facilidad, y otras no y tienes que tener un punto de paciencia. Intentamos jugar bien todas las fases del juego y la fase de ataque es para intentar buscar la portería rival.

¿Va a matizar su propuesta por jugar contra el Dépor?

El fútbol es un deporte de oposición y lo que el rival pueda hacer o no siempre te condiciona un poco pero lo que voy a intentar es que te condicione lo menos posible. Tenemos que intentar ser nosotros mismos, que nuestra idea aparezca pero siempre hay que saber qué puntos hay que considerar del rival. Siempre lo principal es lo nuestro, pero el rival siempre matiza lo que se pueda producir en el juego.

La obligación de ganar es toda del Dépor. ¿Eso le puede servir al Linares para liberarse de presión y que pueda aflorar su mejor versión?

Nosotros nunca sentimos presión. Siempre jugamos por la posibilidad, no por la necesidad.

Nada que ver con el Dépor.

Me imagino, pero ellos también tendrán que ver cómo gestionan eso. Cada situación hay que saber gestionarla. Si yo estuviera en el otro lado, tal vez tendría que gestionarlo de otra manera. Como estoy aquí, lo gestionamos de esta forma y así nos va bien.

No les vale con empatar, ¿eso es un hándicap?

Es evidente que le da mucha ventaja al Dépor. No es solo que juegue con la ventaja que se ha ganado en el terreno de juego de que el empate le puede valer. Esa no es única ventaja. La gran ventaja es que juegan como locales. Nosotros hemos ganado mucho más dentro que fuera. Si nosotros jugásemos en Linares esta eliminatoria, aunque el empate no nos valiese, tendríamos muchas más posibilidades. Ya no solo por la afición en sí, que es una ventaja tener el aliento de tu gente, también por el factor de conocer tu terreno de juego, cómo se comporta tu césped, las dimensiones, las referencias… Ahí hay una gran ventaja que tiene el Dépor con respecto a nosotros por algo que es ajeno a lo que es la propia competición, y es que se juega en una zona donde un equipo va a jugar con ventaja. Sería más bien injusto, pero como es lo que hay, simplemente nos adaptamos y punto. Competimos con las circunstancias que hay y no vamos a estar mirando ni paños calientes, ni excusas, ni historias. Lo que puedes controlar, lo controlas y lo trabajas lo mejor que puedes, y que lo que no puedes controlar, simplemente te adaptas y compites con eso.

El factor campo será una ventaja para el Dépor, siempre y cuando sepa manejar el factor emocional.

Está claro, eso es un factor que puede jugarles en contra, claro que sí. No sería la primera vez que se produce un Alcorconazo famoso, que creo que es la palabra que le dio nombre a este tipo de hechos. El año pasado le pasó al Badajoz, sin ir más lejos, este año le ha pasado al Hércules. Son cosas que pasan, es evidente que ahí va a tener un trabajo importante el Dépor para controlar ese aspecto. Lo que de inicio es una ventaja, perfectamente se puede convertir en un lastre.

Desde aquí da la impresión de que el grupo 2 de Primera RFEF, el suyo, ha tenido más nivel que el 1. ¿Coincide?

Yo no creo en las comparaciones, no creo para nada. ¿Quién dice que el Dépor no es un rival fuerte? Y aun así no ha conseguido ser campeón.

Me refiero en general, mirando los 20 equipos de cada grupo.

Mirando los 20 sí puede dar la sensación de que a lo mejor los diez primeros son muy fuertes y a priori en los diez de abajo ha habido una lucha mucho más fuerte por la permanencia. La salvación sí ha estado mucho más cara en nuestro grupo que en el otro, pero que por arriba los cinco primeros son tanto o más fuertes en el grupo 1 que en el grupo 2, también lo creo. Si nos hemos podido meter nosotros, es porque no tiene por qué ser más fuerte la parte alta que en el otro grupo.

¿La eliminación del año pasado ante el Amorebieta en la primera ronda del play off le sirve a la hora de afrontar esta nueva fase de ascenso?

Seguro que nos tiene que servir. A mí me da igual perder. No le temo nada a la derrota. Lo que temo es que mi equipo no sea capaz de transmitir lo que es capaz de transmitir. Eso sí me da mucho coraje y mucha rabia. Si tengo que perder un partido, lo pierdo y le doy la enhorabuena al rival, pero lo que no puedo y lo que me puede es tener la sensación de que no hemos dado todo lo que tenemos, y Amorebieta fue uno de esos días que me duelen especialmente porque me quedo con la sensación de que mi equipo no llegó a transmitir lo que era capaz de hacer.

Por cierto, ¿le distrae algo la reclamación del Algeciras que podría apearles del play off?

Cero. Nosotros vamos a competir. Lo que no depende de nosotros, lo único que tenemos que hacer es que no nos condicione, y yo creo que lo conseguimos. Logramos mantenernos al margen de todo perfectamente.

Compartir el artículo

stats