Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

DEPORTIVO

Riki, la bala que se guardaba el Deportivo si Menudo se iba en enero y que acabó en el Albacete

Negoció por él en los últimos días ante la eventual salida del sevillano

Riki Rodríguez controla un balón en un partido con el Albacete en este 2022. // Albacete Balompié

Desde que Rubén de la Barrera y Alfonso Serrano dejaron el banquillo y la secretaría técnica del Deportivo con destino al Carlos Belmonte el equipo coruñés y el Albacete han sido enemigos habituales en las negociaciones por los mejores jugadores de una Primera Federación. Meses intensos, de cruzarse en los despachos y en las centralistas de las agencias de representación. El gran objeto de disputa el pasado verano fue, sin duda, Juan Carlos Menudo, uno de los futbolistas más codiciados de la extinta Segunda B, que acabó en A Coruña, aunque dispuso de escasos minutos. El mercado de invierno fue, en teoría, más tranquilo en A Coruña con los deberes hechos el 6 de enero tras la llegada de Álvaro Rey, pero aún así hubo un nombre que acaparó la atención de ambos equipos en las semanas siguientes, hasta el 1 de febrero: Ricardo Rodríguez Gil Carcedo, Riki.

El talentoso futbolista asturiano, criado en la cantera del Oviedo y cedido en el primer tramo de la temporada al Burgos en Segunda, era el jugador que tenía en la recámara y por el que negoció ante una eventual salida del mediapunta sevillano el pasado mes de enero. La salida de Menudo no era sencilla y por eso todas las partes acabaron desistiendo, pero fue una opción factible en esos últimos días. El Dépor habría apostado con fuerza por el ahora mediocentro o mediapunta de los manchegos en caso de que se hubiese acabado concretando el adiós. No avanzó esa operación y el Albacete tuvo el camino despejado para cerrar a uno de sus activos futbolísticos de esta segunda vuelta.

El Dépor salió de la ecuación ante la ausencia de movimientos y el conjunto que dirige Rubén de la Barrera apostó por él por la lesión de Fran Álvarez y la necesidad de reforzar el equipo. Llegó cedido tras negociar con el Oviedo y se guardó incluso la opción de quedárselo dos años más a partir del mes de junio, siempre que el Albacete acabe subiendo a Segunda División. Desde su llegada ha jugado 17 partidos con la camiseta blanca, todos ellos como titular.

Riki es hoy, a sus 24 años, uno de los futbolistas que dirige la ofensiva del rival del Deportivo este sábado. Habitual mediapunta se encuentra últimamente asentado como mediocentro creativo. El futbolista que pudo acabar en Riazor será en unos días el enemigo.

Compartir el artículo

stats