Diego Villares sufre un esguince en ligamento lateral interno de la rodilla izquierda, según ha informado el Deportivo esta mañana. El centrocampista acabó con molestias el partido de la final por el ascenso contra el Albacete y fue sometido a pruebas por los servicios médicos del club, que identificaron la lesión. El jugador iniciará ahora el tratamiento para poder iniciar el mes que viene la pretemporada en igualdad de condiciones que el resto de la plantilla.

Villares sufrió la lesión en el tramo final de la primera parte, pero aún así continúa sobre el campo. El centrocampista de Vilalba disputó toda la segunda mitad lesionado y la previsión es que pueda estar disponible en la pretemporada.