Kiosco

La Opinión de A Coruña

DEPORTIVO

El Dépor tantea a Raúl Carnero para repatriarlo

Ambas partes trataron la posibilidad, aún en estado inicial | El coruñés anhela ayudar a devolver al equipo a Segunda

Raúl García Carnero controla un balón en la banda izquierda ante el acoso de un rival. | // REAL VALLADOLID

Si hace un año fue Ian Mackay, este puede ser Raúl García Carnero. El Deportivo, con Héctor Hernández con contrato en vigor hasta 2023 y con Diego Aguirre descartado para el próximo proyecto, busca un nuevo inquilino para el lateral izquierdo y ha tratado la posibilidad de que el coruñés, ex también de Victoria y Montañeros, vuelva al césped de Riazor doce años después de su debut con el primer equipo. Se han producido contactos, aunque sin oferta, en un estado inicial de una operación que no es sencilla y que no tendrá un desenlace inminente. El escenario de un posible regreso del deportivista está abierto y ahora hay que buscarle viabilidad para traer de vuelta a un jugador que tiene un año más de contrato con el Real Valladolid, con el que acaba de ascender a Primera División.

Raúl García Carnero hizo la parte final de su formación en Abegondo, es socio del Deportivo y nunca ha ocultado su predilección por el que considera su equipo. De hecho, se le vio en la fase final de la temporada en algún partido en la grada de Riazor o mandando mensajes de apoyo al grupo camino de un ascenso que no se llegó a producir. Raúl lleva diez temporadas consecutivas en el fútbol profesional, entre Primera y Segunda, y ha disputado en este tiempo casi 200 partidos. Lo que tiene firmado con el Valladolid le ofrece la posibilidad de intentar jugar la próxima campaña en Primera, pero su ilusión, más allá de las categorías, siempre ha sido ayudar al Deportivo y, en este caso, sería a volver a Segunda.

Es un episodio más de esta historia entre ambos, con muchos capítulos, pero con escasos puntos de encuentro, más allá de esos cinco partidos en los que Lotina le dio la alternativa al final de la temporada 2009-10. El propio Raúl, en una entrevista que concedió hace casi dos años a LA OPINIÓN, ya comentaba esa curiosa coincidencia. “No sé por qué, pero los tiempos los llevo muy mal con el Dépor. Cuando el Dépor estaba en Primera, yo en Segunda y no había ninguna opción de ir, no había llamada, ni interés. Cuando yo estaba en Primera, el equipo en Segunda y contaban conmigo arriba... Vamos desacompasados”, reconocía entonces con cierta decepción.

El por ahora lateral del Valladolid tiene 33 años y es de una generación de Abegondo posterior a la de los capitanes Álex Bergantiños o Ian Mackay. Compartió equipo en el Fabril con Dani Rodríguez, David Rochela, David Añón o Diego Seoane, entre otros. Tras ese escarceo con los mayores en el año 2010, se buscó la vida en el Melilla y el Almería antes de dar el salto al fútbol profesional en los Juegos del Mediterráneo y hacer carrera allí, en el Alavés, el Girona, el Leganés y, finalmente, en el Real Valladolid, donde en las dos últimas temporadas ha jugado menos de veinte partidos tras sufrir una grave lesión de rodilla que le obligó a pasar dos veces por el quirófano.

El lateral izquierdo no es la única zona del campo que el Dépor debe completar, ya que en la derecha Trilli es el único con contrato y en el centro los únicos atados son Lapeña y Borja Granero. Antoñito, Víctor, Jaime Sánchez y Trigueros, además de Diego Aguirre, acabaron sus vinculaciones.

Compartir el artículo

stats