Kiosco

La Opinión de A Coruña

Punto y final al culebrón de Noel

El Dépor acuerda el traspaso del canterano al Real Madrid a cambio de una compensación y de una serie de “variables” en función de su rendimiento futuro - El club asegura que cumple la “voluntad” del jugador

Noel persigue un balón en el partido disputado contra el Rayo Majadahonda en Riazor. | // CARLOS PARDELLAS

Noel López (Silleda, 2003) ya es historia en el Deportivo. El culebrón en el que se había convertido la renovación del canterano llegó a su punto final con el traspaso al Real Madrid del que en los últimos meses se había convertido en la cara más reconocible de aquella generación de juveniles que hace ahora un año se proclamó campeona de España. Solo un día antes de que se cumpliera el aniversario de aquella victoria en la Copa de Campeones llegó la confirmación de una salida que llevaba meses cocinándose y que finalmente se produjo para satisfacer la “voluntad” del jugador, según indicó el club.

El Deportivo acordó con el Real Madrid el traspaso de Noel, que firmará por cuatro años con su nuevo equipo y formará parte de la plantilla del filial. El club blanquiazul recibirá una compensación después de alcanzar un acuerdo con el conjunto blanco, que podía incorporar al canterano a cambio de sustituir únicamente su contrato amateur por uno profesional. El futuro del delantero parecía lejos de Riazor hace ya meses a pesar de los esfuerzos de la entidad deportivista por ampliar la vinculación de uno de los futbolistas más prometedores de la generación que se proclamó campeona de España juvenil el año pasado en Marbella y ayer se alcanzó un acuerdo para su salida definitiva.

Por momentos esa renovación pareció cercana, pero todo el proceso terminaría enquistándose hasta desembocar en este desenlace. El club trató de atar con un contrato profesional a una de las perlas de la generación del 2003 que se consagró en la Copa de Campeones. Con varios de sus compañeros de aquel equipo, como Trilli, Dani Barcia, David Mella o Jairo, lo consiguió, pero en el caso de Noel encontró más dificultades.

Sus actuaciones en el torneo disputado en Marbella, en la final contra el Barcelona marcó dos goles y dio una asistencia, lo colocaron en el radar de varios equipos y su nombre enseguida se empezó a relacionar con el Real Madrid y el Atlético, especialmente también tras su deslumbrante estreno con el primer equipo en la campaña recién finalizada.

El club, por boca del presidente, Antonio Couceiro, manifestó en el mes de marzo que había llegado a su límite para conseguir que Noel ampliara un contrato que finalizaba el año que viene, pero que tenía carácter amateur. Eso abría la puerta a que cualquier club pudiera incorporarlo a cambio de firmarle un vínculo profesional y el propio delantero afirmó a finales de ese mes que se “veía” en un futuro en el Deportivo.

Los caminos del canterano y el equipo en el que se ha formado desde benjamín se separarán así de manera definitiva, pero al menos el club se ha asegurado una compensación tras negociar su traspaso con el Real Madrid, que lo incorporará al Castilla, rival del Deportivo en su grupo en Primera RFEF. El club indicó que ha cumplido la “voluntad” del jugador y que se ha garantizado una serie de “variables” en función del rendimiento futuro del delantero.

Un delantero formado en Abegondo que dio el salto directo desde el Juvenil al primer equipo

Hace hoy exactamente un año Noel se proclamaba con el Juvenil A del Deportivo campeón de España de la categoría con una actuación estelar en la final disputada ante el Barcelona. El joven delantero de Silleda marcó dos goles y dio la asistencia a Mario Domínguez que abrió el marcador. Noel salió de Marbella como el estandarte de una generación dorada de canteranos que el club había ido cuidando en todas las etapas y de la que también formaron parte Álvaro Fernández Carreras, ahora en las filas del Manchester United tras pasar por el Real Madrid, y Hugo Novoa, integrado en la primera plantilla del Leipzig alemán. Noel irrumpió en aquella Copa de Campeones disputada en Marbella como el más prometedor de un equipo en el que destacaban también Trilli, Dani Barcia, Jairo, Yeremay, Nájera o David Mella. Eso le abrió las puertas del primer equipo e incluso el club modificó en cierta medida su planificación para que no se viera frenada su progresión. Por delante tenía solo a Miku y Quiles en la delantera, lo que multiplicaba sus opciones de tener oportunidades. El verano pasado dio el salto directamente desde el Juvenil A hasta la primera plantilla sin pasar por el Fabril y deslumbró en el tramo inicial de la temporada, en la que aprovechó con varios goles los minutos de los que disponía. Delantero de carácter asociativo y con una gran intuición para aparecer entre líneas, su protagonismo empezó a decaer al mismo tiempo que se atascaba una renovación que no ha terminado de materializarse. Noel terminaría la temporada con cuatro goles, aunque el último se produjo a finales del mes de enero en la visita al DUX Internacional de Madrid. En total disputó 28 partidos de liga, diez de ellos como titular, y acumuló 917 minutos. Su papel, sin embargo, se resintió en la segunda mitad de la temporada, coincidiendo también con el bajón que experimentó el equipo dirigido por Borja Jiménez. La lesión de Miku no le abrió las puertas de la titularidad y la responsabilidad goleadora la asumió prácticamente en solitario Alberto Quiles. Sus apariciones fueron escasas hasta el ascenso fallido en el play off y estuvo lejos del nivel mostrado cuando se le abrieron las puertas de la primera plantilla como la más firme promesa de la cantera blanquiazul.

Compartir el artículo

stats