Kiosco

La Opinión de A Coruña

Deportivo

Misma meta, mayor dificultad para el Dépor

El nivel de los grupos de Primera RFEF tiende a invertirse con respecto al curso pasado y ahora el más fuerte a priori es el 1, con un abanico mayor de aspirantes al ascenso - Carlos Brizzola y David Movilla analizan la reestructuración

El deportivista Diego Villares, con el balón frente al Racing de Ferrol en Riazor. | // CARLOS PARDELLAS

La reestructuración de la Primera RFEF, con los cuatro representantes gallegos compartiendo grupo con los cinco andaluces y los seis madrileños, incluidos el Castilla y los recién descendidos Fuenlabrada y Alcorcón, abre un nuevo escenario para el Deportivo. La meta no cambia, porque parte con el objetivo obligatorio e irrenunciable del ascenso, pero sí la dificultad, que a priori aumenta por la nueva configuración de los grupos. En el arranque del pasado curso casi todas las quinielas apuntaban a cuatro clubes como principales candidatos a subir en el 1: Dépor, Racing de Santander, Racing de Ferrol y la UD Logroñés, recién descendida de Segunda. Los otros tres caídos de la categoría de plata —Sabadell, Castellón y Albacete— compitieron en el grupo 2. Este año, en cambio, parece que habrá más gallitos en el grupo 1, al menos eso se intuye.

“En teoría algún candidato más va a haber. Me salen seis o siete para buscar el ascenso”, apunta Carlos Brizzola, exjugador del Deportivo y Algeciras, entre otros clubes. Coincide en esa lectura el técnico David Movilla, cuyo último banquillo fue el del Zamora, aunque “hay que ver luego cómo va la competición”. “Hay proyectos fuertes, pero el nivel de un grupo lo determina más la dificultad de vencer a los equipos de abajo y ahí, tras mi salida del Zamora, pude ver mucho fútbol y confirmar lo que ya intuía, que hubo una mayor dificultad en el grupo 2”, argumenta el entrenador vasco.

Además de Alcorcón y Fuenlabrada, que contarán con mayor músculo económico al venir de Segunda, también desde Madrid partirán con aspiraciones importantes tanto el Castilla, un filial capaz de todo si el viento sopla a favor, como el Rayo Majadahonda, que ya coincidió con el Dépor en la categoría de plata y este año se metió en el play off. También lo jugó el Racing de Ferrol, que de nuevo construirá un proyecto potente con la meta de dar el salto al fútbol profesional. Desde el sur tanto el Linares, rival del equipo coruñés en semifinales de la fase de ascenso, como el Algeciras, que a punto estuvo de meterse en el play off el curso pasado, serán equipo competitivos, igual que el Córdoba, un histórico recién ascendido pero que quiere armar un bloque ganador en la categoría. La Cultural Leonesa, que prepara con especial ilusión la temporada de su centenario, y el Celta B, que a punto estuvo de meterse en la lucha por subir, serán otros equipos muy a tener en cuenta en el nuevo grupo 1 de Primera RFEF.

“El Alcorcón y el Fuenlabrada a priori tienen que ser equipos fuertes, en Andalucía hay proyectos potentes, está el Racing de Ferrol con e esa experiencia y ese gen competitivo, un Castilla que es un filial que si mantiene el bloque puede ser aspirante a todo, vuelve el Pontevedra, que hace dos años era un proyecto construido para tener jerarquía —enumera David Movilla— pero el Dépor, si acepta la categoría en la que está desde la ilusión que se generó con toda su afición en el play off, no va a tener rival a su altura. Si arranca bien, va a ser muy difícil que no esté rondando ser primero o segundo, siempre teniendo en cuenta que ser campeón es complicado en cualquier competición”. “El objetivo sigue siendo quedar primero”, recuerda Brizzola, “para no tener que jugártelo todo en el play off”, una fase de ascenso que ya no será en Riazor a partido único, sino con eliminatorias a ida y vuelta.

Tres de los cuatro finalistas y los dos que subieron vía ‘play off’ procedían del otro grupo

La pasada temporada el mayor nivel del grupo 2 de Primera RFEF se reflejó también en el desarrollo de los seis partidos del play off de ascenso, con una única victoria de un representante del grupo 1, la del Dépor en semifinales contra el Linares (4-0). En las restantes semifinales perdieron los otros tres que venían del grupo 1: el Racing de Ferrol ante el Nàstic (0-1), la UD Logroñés contra el Villarreal B (1-3) y el Rayo Majadahonda frente al Albacete (1-2). Tres de los finalistas procedían, por lo tanto, del grupo 2, y dos de ellos, Albacete y Villarreal B, acabaron sellando el billete para competir la próxima campaña en Segunda. Este año, a priori, es el grupo 1 el que presenta un nivel más alto, aunque será el desarrollo de la competición el que acabará elevando más o menos ese listón.

Compartir el artículo

stats