Kiosco

La Opinión de A Coruña

Agosto para redondear al Dépor

El Deportivo ha completado una cifra de operaciones parecida a la del año pasado a estas mismas alturas del mercado de fichajes, pero todavía tiene pendientes movimientos importantes en la plantilla

Ibai Gómez, ayer en Abegondo junto al preparador físico deportivista, Luis Fandiño. | // CASTELEIRO / ROLLER AGENCIA

El Deportivo arranca agosto con una parte importante del trabajo en el mercado de fichajes ya adelantado, igual que ocurrió el año pasado. El mes que tradicionalmente acapara buena parte de las operaciones y movimientos de jugadores en el fútbol, ha quedado como el recurso para redondear la plantilla en el club blanquiazul. Borja Jiménez todavía espera refuerzos, pero buena parte de los deberes están ya hechos después de firmar a ocho jugadores y conseguir las renovaciones de Jaime Sánchez, Antoñito y Mario Soriano. El entrenador deportivista aguarda “tres o cuatro” incorporaciones, según adelantó la semana pasada, y deberían ser futbolistas llamados a ocupar un papel destacado en el equipo.

La llegada de un mediapunta, enfriada debido a la falta de un acuerdo con el Tenerife por Rubén Díez, y la de un delantero que complemente a Gorka Santamaría figuran entre las prioridades de una secretaría técnica que ha trabajado a un ritmo parecido al de la temporada pasada.

El Deportivo ha incorporado hasta la fecha a ocho jugadores (Gorka Santamaría, Víctor Narro, Isi Gómez, Edu Sousa, Olabe, Raúl Carnero, Retuerta e Ibai Gómez) y consiguió la continuidad de Jaime Sánchez, Antoñito y Mario Soriano. En total, once operaciones con un mes por delante de mercado que el club ya ha asumido que será más largo que el pasado.

La reconstrucción de hace un año provocó que el club alcanzara agosto con la plantilla muy bien perfilada. La cifra de movimientos fue parecida a la de este verano (12), pero las posiciones más importantes ya estaban cubiertas con incorporaciones como las de Mackay, Lapeña, Juergen o Quiles. La secretaría técnica se centró entonces en completar los recursos del equipo para Borja Jiménez y durante el mes de agosto llegarían Doncel, Víctor García y Mario Soriano el día del cierre del mercado. Buena parte de los esfuerzos se centraron en dar salida a aquellos jugadores que no tenía hueco en el proyecto y bajo la amenaza de un ERE que se ejecutó a medias.

La situación este verano ha cambiado y el club a estas alturas solo tiene pendiente de resolver la posible marcha de Héctor Hernández. En el capítulo de incorporaciones, sin embargo, sí debe esforzarse en encontrar las piezas que todavía necesita Borja Jiménez. Un delantero y un centrocampista ofensivo son las prioridades en un mercado en el que la secretaría técnica considera que será más largo a la espera de que surjan oportunidades que ahora mismo parecen lejos de las posibilidades deportivistas.

El grueso del equipo, sin embargo, está ya muy perfilado a base de fichajes. El último en llegar, Ibai Gómez, se estrenó ayer en Abegondo a las órdenes de Borja Jiménez. El atacante posiblemente todavía tenga que esperar para tener sus primeros minutos en la pretemporada y no parece que vaya a poder jugar mañana en el amistoso contra la Ponferradina.

Granero y Trilli, con el grupo; Barcia, al Fabril

Borja Granero y Trilli trabajaron en la sesión de ayer con el grupo. El central, que arrastra unas molestias en el tobillo desde el inicio de la pretemporada, se ejercitó con normalidad junto al resto de sus compañeros en un entrenamiento muy exigente. También hizo una parte el lateral de la cantera, que continúa con su recuperación después de la operación a la que sometió en un tobillo a inicios del verano. En la primera sesión de la semana no estuvieron Olabe, que ha rebajado la carga de trabajo debido a unas molestias, ni Héctor Hernández, al margen mientras no resuelve su posible salida del club. El entrenamiento de ayer también vio reducida la presencia de canteranos. El central Dani Barcia, que el sábado disputó la primera parte del amistoso contra el Racing Villalbés, regresó al Fabril para ejercitarse a las órdenes de Óscar Gilsanz. Jairo también trabajó con el filial, mientras que Brais Val estuvo a las órdenes de Borja Jiménez con el primer equipo.

Compartir el artículo

stats