Los últimos meses han sido un calvario para Trilli, que poco a poco empieza a ver la luz y a hacerse habitual en el trabajo de grupo tras operarse este verano en Barcelona. El lateral realizó ayer por segundo día consecutivo una parte de su tarea diaria con el resto del equipo en Abegondo, un paso más en su recuperación que le debe llevar a estar casi listo para el inicio de liga. Trilli lleva sin jugar un partido oficial desde el 12 de marzo ante el Badajoz.