Kiosco

La Opinión de A Coruña

Entrenador de Juvenil A del Deportivo

Manuel Pablo: “En las canteras lo que cambió es que ahora es todo más público”

Elogia y da por perdido a Martín Ochoa para su equipo: “Es un jugador de los que cada vez escasean más, es muy ‘killer”

Manuel Pablo, durante un partido de la Youth League. | // CARLOS PARDELLAS CARLOS PARDELLAS

Manuel Pablo (Bañaderos, 1976) vive su segunda temporada al frente del Juvenil A del Deportivo gestionando mucho talento, pero cada vez joven, y en el medio del ruido por alguna fuga como la de Lucas Taibo.

¿Se acostumbra en verano a tantos cambios y a tener jugadores prestados en el Fabril?

Llevo dos años en esta experiencia y cada temporada es un bloque nuevo el que dirijo. Me pasó el pasado y este más de lo mismo. De los que tuve (jugadores) el año pasado solo queda uno conmigo entrenándose habitualmente. En el primer equipo faltan jugadores y va en cadena. La actitud de los chavales y sus entrenamientos son muy buenos.

Cada vez son más jóvenes...

Sí. Tenemos de primer y segundo año (16 y 17 años), pero son chavales de una progresión muy buena y que están aguantando bien el ritmo. A alguno le cuesta más, pero están ahí para despegar.

¿En la liga también?

Supongo que ahí sí bajarán algunos jugadores del Fabril, pero ahora mismo están siete u ocho haciendo la pretemporada con ellos. Aunque el otro día los usé, a Rubén López, Hugo Baldomar, Manu Berrocal, Quique Teijo, Diego Gómez, Seydiba... Martín Ochoa ya voló (se ríe). Todo depende de lo que ocurra con el primer equipo y el Fabril.

Ya no hay delanteros como él...

Desde que llegó al club Martín lleva unas cifras muy buenas y el año pasado tuvo un problema y solo pudo jugar a partir de enero, pero hizo desde entonces muchísimos goles y más que podía haber hecho antes. Es un jugador de los que cada vez escasean más, que es muy killer. Es muy competitivo, sabe buscarse las papas y ha ido creciendo y creciendo. Tiene un muy buen futuro.

Se dedica a entrenar, no a fichar, pero no es ajeno al ruido ante la fuga de algún talento como Lucas Taibo. ¿Ha cambiado todo mucho respecto a su época?

En las canteras lo que ha cambiado es que ahora es todo más público. Antes había igual que ahora, pero no se sabía todo. Ahí está Nano (Macedo), que ahora está en el club y más jugadores. Ahora todo es más público, se sabe más y las redes sociales de los chavales... No hay una noticia de la que no te enteres.

Pero sí que hay más información, más agentes, ¿no?

Es verdad que el fútbol se ha vuelto global y hay más movimientos, pero los talentos siempre fue difícil retenerlos. Ahora hay más información y sabe antes y se ve más a los niños.

Ese interés habla bien también del trabajo de Abegondo, ¿no?

La captación está siendo buena y hay chavales que vienen desde benjamines y alevines y luego está el trabajo de los entrenadores de la base. Hay futbolistas que llevan aquí seis, siete u ocho años. No sé Lucas (Taibo), pero él llevaba mucho tiempo.

¿Iba a hacer Lucas la pretemporada con el juvenil?

Parece que podía hacer pretemporada con nosotros, pero no se dio. Vamos a contar con Seydiba y dos chavales que trajeron: uno americano y otro de aquí (Jacobo Folgar).

¿Queda por llegar algún fichaje para el equipo?

No, tiraremos del cadete, que tiene una muy buena generación.

Antes hablaba de las redes sociales de los chavales. ¿Se portan bien con los móviles? ¿Hay restricciones?

Tienen algunas, pero nada exigente. Hay libertad. En los partidos y en las comidas lógicamente no lo pueden usar y en el vestuario, poco, porque tienen que compartir, hablar, debatir con sus compañeros para hacer grupo. Como si fuesen profesionales, vamos. Ya tienen tiempo de sobra después para usar el móvil.

¿Renovó este verano? ¿Cómo se siente en el rol de técnico principal?

Voy año a año. Tenía claro que quería continuar y me encontraba a expensas del club, aunque estábamos en la misma sintonía. Me siento contento y respaldado por el grupo técnico. Por Juan y por Fran. A veces también tenemos a David con nosotros. Creo que hicimos un gran trabajo el año pasado. Estoy muy contento de lo que me está pasando.

¿Aspira a entrenar más arriba o se conforma con formar en la base?

Todos queremos crecer, pero a ver cómo va este año con la gente nueva y toca hacer un buen trabajo. Primero hay que asentarse y luego ya se mirará. Hay que seguir y seguir y si te va saliendo bien es lógico que quieras crecer poco a poco.

¿Cuesta motivar a los chicos cuando ya no hay Youth League?

Es bonito también competir por nuestra liga y hay opciones de meternos en Copa de Campeones, que sería un éxito tremendo. Sería la tercera vez consecutiva. Ese es nuestro objetivo. Aunque no tengamos la guinda del pastel, la propia competición es un reto importante.

Compartir el artículo

stats