Kiosco

La Opinión de A Coruña

Fútbol - Deportivo

El Dépor, con una plantilla española y a la medida de la secretaría técnica

Con el posible adiós de Héctor y Granero, todos los futbolistas proceden de la base o han sido fichados por el equipo de Rosende | Desde 1981 siempre con extranjeros

Los once elegidos por Borja hace unas semanas en el amistoso ante la Ponferradina en Vilalba. | // RCD

El Deportivo busca jugadores que le asciendan a Segunda División y, de paso, va puliendo la apuesta de la nueva secretaría técnica que deja ya a la luz las señas de identidad de lo que quiere que sean sus plantillas. Dos años con una ingente cantidad de movimientos, están a un paso de dejar el Dépor únicamente con futbolistas españoles en sus filas y solo con jugadores de la cantera o fichados por el equipo de Carlos Rosende. Se sepultarían, de esta manera, las contrataciones de la segunda etapa de Richard Barral en el club coruñés, como un año antes pasaron a mejor vida las de Carmelo con el adiós de Eneko Bóveda. La salida de Miku dejó a Héctor Hernández y a Borja Granero como únicos supervivientes. El lateral tiene pie y medio fuera del club y el central no tiene asegurada su continuidad tampoco en el nuevo proyecto.

Es una plantilla en la que se mezclan futbolistas de la casa, con activos con experiencia en la categoría y con apuestas de cierto riesgo provenientes de escalafones superiores, como es el caso de Ibai Gómez o Raúl Carnero. Aún quedan, por lo menos, dos fichajes, tal y como apuntó ayer Borja Jiménez, y se puede quebrar esta tendencia en ese par de movimientos que aún faltan, pero cuando el Dépor tiene prácticamente cerrada su apuesta para la 2022-23, no cuenta en estos momentos con ningún futbolista nacido fuera de España. Hace unos meses Juergen Elitim, William de Camargo y Miku constituían el contingente foráneo. Han sido reemplazado por elementos autóctonos.

Equipo del Dépor de la 80-81 A.P.D.

Hay que remontarse a la temporada 1980-81, la experiencia previa del Dépor en el tercer escalafón nacional antes de este inicio de la segunda década del siglo XXI. Ese fue el último equipo de los coruñeses que estuvo íntegramente conformado por futbolistas nacidos en el territorio español. Así los Jorge, Piña, Silvi, Traba, Vara, Alfonso Castro o Pancho García, entre otros, formaban la columna vertebral que llevó al equipo coruñés a la primera a Segunda. Había un fuerte componente gallego también en aquella plantilla capitaneada por José Martínez Palomar. Una tendencia que se puede apreciar, aunque en menor medida, en la actual formación como futbolistas como Mackay, Pablo Brea, Edu Sousa, Trilli, Raúl Carnero, Álex Bergantiños o Diego Villares. Un hipotético fichaje de Lucas aumentaría la apuesta, con hasta cuatro futbolistas nacidos en la ciudad de A Coruña.

Para encontrar a un equipo del Deportivo que hiciese otra apuesta tan radical, pero en superior categoría, hay que retrotraerse al ejercicio 1972-73 con Arsenio Iglesias en el banquillo. Aquella temporada el Dépor no pudo mantenerse en Primera División con los Belló, Rubiñán, Cholo, Bordoy, Loureda...

Compartir el artículo

stats