Kiosco

La Opinión de A Coruña

Defensa y capitana del Deportivo Abanca

Cris Martínez: “Vine casi de rebote y aquí sigo otro año más, muy feliz”

Cris inicia su séptima temporada en el Dépor Abanca como la única que las ha jugado todas desde el inicio del proyecto | El equipo se presenta hoy en el Teresa Herrera

Cris Martínez, defensa del Deportivo Abanca, en la ciudad deportiva de Abegondo. | // CASTELEIRO / ROLLER AGENCIA

Cris Martínez (Astorga, 1993) afronta su séptima temporada con el Deportivo Abanca como la única jugadora que las ha disputado todas desde que el club iniciara el proyecto en el verano de 2016. Ella y Patri López, que estuvo un curso cedida en el Friol, son las supervivientes de aquella plantilla original. Tras dos campañas amargas, con el descenso de Primera División y un ascenso frustrado marcado por la inestabilidad, desea “disfrutar” en su último año de contrato sin mirar demasiado al futuro. Esta tarde (18.00 horas) el Teresa Herrera servirá de presentación para un equipo renovado.

¿Le han preguntado mucho estos días las nuevas compañeras cómo es jugar en Riazor?

La verdad es que sí. De hecho las que ya estaban el año pasado también tienen muchas ganas. Yo ya he jugado muchas veces, pero quizá este año estoy aún más motivada.

¿Se imaginaba cuando llegó que iba a estar aquí siete temporadas seguidas?

No, no. Vine porque acababa la carrera, justo estaba haciendo el TFG [Trabajo de fin de grado], y no sabía muy bien qué iba a hacer ese año. Me vino de lujo. Vine porque me conocían chicas a las que había llamado Manu (Sánchez) y hasta ahora. Caí casi de rebote, pero he trabajado mucho y aquí estoy otro año más, muy feliz.

Es la única superviviente de aquella plantilla original junto a Patri López...

Se ha ido todo el mundo, muchas a equipos grandes. Si sigo aquí es principalmente porque estoy feliz. Estoy muy contenta aquí en la ciudad, cerca de casa... Ojalá podamos seguir aquí muchos años.

Fue de las primeras en llegar a los 100 partidos con el equipo, ¿lleva la cuenta?

No, no. Ni idea. Me gustaría llevarla. Ojalá me den pronto la camiseta de los 200 partidos.

Ha vivido lo mejor y lo peor, con el ascenso y después dos años complicados, ¿cómo se toma este?

Este año la liga es mucho más competitiva, se va a parecer más a lo que fue la Primera División, vamos a viajar por toda España y es un año ilusionante. No va a haber un claro favorito. Lo afrontamos con muchas ganas a pesar de que todavía no está del todo claro y ni siquiera había calendario.

No había calendario hasta ahora y las jugadoras siguen en medio de un conflicto entre Federación y Liga, ¿cómo lo viven?

Desprestigia la competición, y más después de ver cómo de bien ha ido la Eurocopa y todo el crecimiento del fútbol femenino.

¿Podría ser esta temporada como un nuevo comienzo, como aquel arranque del proyecto en 2016?

Es distinto. De lo que fue aquello, que se creó un equipo con jugadoras de Galicia, ahora tienes que fichar a gente de fuera porque la competición lo requiere. Pero también se está apostando mucho por las jugadoras del filial y yo me alegro. Espero que lleguen al primer equipo y sean importantes.

¿Ha cambiado mucho su papel como una de las veteranas?

Me siento igual que al principio, vengo a divertirme y a dar lo mejor. Antes en el grupo casi todas éramos recién llegadas, pero el año pasado nos sentíamos nuevas las que llevábamos más tiempo. Este año hay un buen grupo, se ha mantenido un bloque.

¿Le da vueltas al futuro?

No sé lo que haré el año que viene, no sé tampoco lo que querrá el club... De momento a disfrutar y después a ver qué pasa. No me pongo una fecha y digo: ‘Este año tengo que dejarlo’. Quiero disfrutarlo y no sé si me quedan muchos años o solo este. No pienso en eso. Quiero disfrutar de cada entrenamiento me toque jugar más o menos.

Le ha tocado una etapa reciente con muchos cambios en el equipo, este verano otra vez, ¿cómo los ha vivido?

Han pasado varias cosas estos años que hicieron que se produjeran todos esos cambios. Suele ocurrir en todos los equipos. Al final los que estamos tenemos que mirar hacia adelante.

¿Cómo ha sido la primera toma de contacto con Irene Ferreras?

Acaba de aterrizar y se está adaptando poco a poco. Viene con muchísimas ganas, es una entrenadora que fue jugadora y lleva en esto muchos años. Podría decirse que es la que más ganas tiene. Las que llevamos aquí más tiempo intentamos también ayudarla a adaptarse, igual que a todas las jugadoras.

¿Cómo vivió lo que pasó con Miguel Llorente, su expediente y las denuncias?

Fue complicado para todas. Queda ahí y ya está.

¿Lo han dejado atrás ya?

Fue un año que empezó muy bien y acabó muy mal, pero hay que saber gestionar eso. En Navidad éramos líderes, pero la temporada era larga. Al final pasó lo que pasó y no se dio nada como se tenía que haber dado. Tuvimos que jugarnos la temporada a un partido porque la competición la decidieron así. Este año, después de la reestructuración, parece que todo será más normal. A nosotras solo nos queda luchar por estar ahí arriba.

El objetivo del año pasado era el ascenso, ¿lo mantienen?

Llevamos poco tiempo aún con Irene y vamos viendo todo poco a poco. Ahora lo principal es adquirir los conocimientos que nos está transmitiendo y luego en función de cómo se vayan dando los partidos se podrá hablar de un objetivo u otro. Esto es un trabajo de mucho tiempo y ahora mismo toca hacer una buena pretemporada con las mejores sensaciones para empezar la liga a tope.

Compartir el artículo

stats