El estadio de Riazor volvió a presentar ayer una gran entrada para el partido contra el Pontevedra. La asistencia se situó en los 18.196 espectadores, muy por encima de los 15.000 que acudieron al primer encuentro de la temporada en casa contra la Balompédica Linense hace dos semanas. En las gradas de Riazor ayer también hubo una nutrida representación de aficionados del Pontevedra, más de medio millar, que también se dejaron notar en la ciudad en las horas previas al partido.