El Deportivo disputó ayer el partido contra el Pontevedra con su segunda equipación a pesar de que ejercía como local. Lo hizo para dar visibilidad a una campaña que ha lanzado el club en apoyo de la reforestación de las zonas más castigadas por los incendios en Galicia. Por cada una de las camisetas Galicia verde que se vendan en las Déportiendas, el club plantará un árbol en las áreas incendiadas de la comunidad gallega.