El Dépor llega al duelo ante el Talavera con dudas y con una semana cargada para recuperar ese duelo aplazado ante el DUX, con lo que el once que presentará Borja Jiménez tiene más dudas que nunca. La portería y la defensas parecen inamovibles con la única duda de si Pablo Martínez le puede arrebatar la posición a Jaime en el centro de la zaga.

Las dudas se multiplican en once ofensiva por el momento de forma de algunos jugadores y por razones físicas, como es el caso de Mario Soriano. Los únicos fijos son Diego Villares y Alberto Quiles, aunque en el caso del onubense puede jugar en punta o en banda derecha. Álex Bergantiños, Roberto Olabe, Víctor Narro, Mario Soriano, Ibai Gómez, Rubén Díez y Gorka Santamaría se disputan las otras dos posiciones.