Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Deportivo

Yeremay vuelve a la cola

Tras brillar entrando desde el banquillo, aún no ha tenido minutos con Óscar Cano

Yeremay Hernández, con el balón, frente al San Fernando en Riazor. | // CARLOS PARDELLAS

Hace dos semanas Yeremay Hernández empezaba a asomarse por fin al equipo titular del Deportivo después de acumular méritos agitando el ataque blanquiazul en la recta final de los encuentros ante el San Fernando en Riazor (0-1) y el Rayo Majadahonda (0-0). En el Cerro del Espino las manos salvadoras del exdeportivista Lucho García evitaron que el canario anotara el gol del triunfo en un último cuarto de hora, desde su entrada en el campo, en el que el joven se echó al Dépor a sus espaldas derrochando desborde y descaro para generar mucho más peligro que el resto del equipo junto en los 75 minutos anteriores. Tuvo que esperar, pero parecía que su momento iba a llegar. Pedía paso para tener una oportunidad desde el inicio, no solo como revulsivo. Entonces llegó la destitución de Borja Jiménez y el fichaje de Óscar Cano, que no ha echado mano del isleño en ninguno de los dos encuentros que lleva en el banquillo, ni en casa contra el Linares (2-1) ni tampoco el pasado fin de semana en el campo del Castilla (1-0).

Vuelve Yeremay a la cola, mientras el Dépor sigue escaso de desequilibrio de tres cuartos de campo en adelante. Un equipo bastante previsible a la hora de atacar y en el que hasta el momento muy pocos futbolistas, salvo el canario, han destapado recursos técnicos como la finta, el recorte o el regate, tres de las herramientas que el joven trae de serie.

Antes de la expulsión de Adrián Lapeña, que condicionó la última media hora del partido de Valdebebas, Óscar Cano dio entrada a Isi Gómez y Kuki Zalazar. Ya con un hombre menos en el campo, echó mano de Álex Bergantiños y Víctor Narro. Cuatro cambios y sin minutos para Yeremay, igual que en la anterior jornada en el debut del técnico andaluz frente al Linares en Riazor, donde sus elegidos para entrar desde el banquillo fueron Gorka Santamaría, Kuki, Diego Villares e Ibai Gómez.

En su primera campaña con ficha del primer equipo, Yeremay Hernández acumula 57 minutos: 13 contra el Celta B, 28 frente al San Fernando y otros 16 ante el Rayo Majadahonda. Muy poco protagonismo para un jugador distinto que cada vez que recibe el balón es capaz de generar peligro o, por lo menos, de dar la sensación de que puede pasar algo. A sus 19 años, tiene muchísimo que mejorar, por ejemplo físicamente y en la toma de decisiones, pero su frescura y su talento no abundan en el actual Deportivo.

La defensa, en cuadro: Martínez, único central disponible

Óscar Cano comienza hoy a preparar el duelo del sábado (19.00 horas) contra el Sanse en Riazor, una cita para la que el técnico está especialmente condicionado por los problemas en el eje de la defensa en forma de bajas. Adrián Lapeña, expulsado el pasado domingo en Valdebebas, se perderá el próximo partido por sanción. Además, Jaime Sánchez y Borja Granero tampoco están actualmente a disposición del técnico debido a sendas lesiones musculares y, de hecho, no viajaron a Madrid para el duelo ante el Castilla. De los dos, el único que parece tener algunas opciones de estar listo es el zaguero andaluz, que la semana pasada avanzó en su recuperación sobre el césped, todavía sin comenzar su reincorporación paulatina al grupo. Así las cosas, Pablo Martínez es el único central de la primera plantilla apto para la competición a día de hoy.

Los centrales fabrilistas Dani Barcia y Ángel Puerto, con los que Cano no contó para el choque del pasado domingo, son dos opciones a disposición del andaluz, que también podría aprovechar la polivalencia de futbolistas como Álex Bergantiños o Alberto Retuerta, todavía inédito esta temporada, para recomponer la zaga. Isi Gómez y Víctor Narro reaparecieron en Valdebebas tras superar sus lesiones y Trilli entró en la lista tras recibir también el alta, así que Granero y Jaime son los únicos actualmente en la enfermería.

Compartir el artículo

stats