Rubén Díez aprecia una mejoría en el equipo coruñés desde la llegada al banquillo de Óscar Cano, con el que el Dépor ganó un partido ante el Linares (2-1) y perdió otro frente al Castilla (1-0). “El equipo ha dado un paso adelante, ha mejorado en diferentes aspectos del juego. No dejar la portería a cero es un lastre, pero en los dos últimos partidos las ocasiones de gol están llegando y hay que tener la tranquilidad suficiente para seguir en esta línea”, recomendó.