Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Triple premio en Riazor

El Deportivo busca enlazar tres victorias consecutivas y borrar la mala imagen que dejó en la Copa

10

Última sesión del Deportivo antes de medirse a la Cultural Leonesa Víctor Echave

El Deportivo retoma esta tarde (19.00 horas) la liga después de un paréntesis en la Copa que pareció poco apetecible para el equipo, volcado en continuar escalando posiciones en la clasificación después de un comienzo de temporada irregular. La derrota copera en Guijuelo, sin embargo, dejó algunas heridas inesperadas. No fue tanto por el hecho de caer ante un rival de inferior categoría, sino por la imagen que dejó en la eliminatoria.

Lo que más necesita el Deportivo en estos momentos son certezas, no más dudas que erosionen una confianza por construir, por más que el equipo se despidiera de una competición en la que no pinta demasiado. Lo inmediato es instalarse en una dinámica que le permita afianzarse en las posiciones de cabeza de la clasificación, pero para eso necesita trasladar una sensación de solidez que no tuvo en Guijuelo ni tampoco en Algeciras hace dos semanas en el anterior compromiso de liga.

Aún hay demasiados interrogantes en el juego blanquiazul, sostenido en sus partidos de liga recientes por la aportación de un Ian Mackay que hoy será baja casi con total seguridad. El portero coruñés, lesionado en un hombro, entró en la convocatoria, pero lo más probable es que Edu Sousa ocupe su lugar en el equipo titular frente a la Cultural.

El Deportivo buscará enlazar por primera vez esta temporada tres victorias consecutivas sin el que ha sido su jugador más determinante en las jornadas recientes. Mackay, después de un comienzo de campeonato por debajo de las expectativas, se había erigido en el jugador más decisivo del equipo hasta que se lastimó el hombro en Algeciras. Aunque ha conseguido acortar los plazos de recuperación, calculados inicialmente en alrededor de cuatro semanas, hoy descansará a la espera de volver en Fuenlabrada.

No será la única baja con la que tendrá que lidiar el entrenador deportivista, Óscar Cano. La ausencia de Diego Villares es otro daño colateral de la derrota en Guijuelo y obligará a retocar el centro del campo. La buena noticia para el técnico es que recupera a Isi Gómez, que podría regresar al equipo titular. También tiene opciones Álex Bergantiños, con menos oportunidades desde la llegada de Cano al banquillo. El capitán ha dejado de ser un fijo e incluso su papel lo había asumido Villares como encargado de iniciar las jugadas.

El Deportivo se encontrará con una Cultural que de nuevo ha empezado la temporada por debajo de las expectativas. Entre los dos, sin embargo, hay seis puntos de diferencia. La igualdad es máxima en una categoría dada a las sorpresas y en la que los tropiezos se pagan doble, especialmente para los máximos aspirantes.

Compartir el artículo

stats