Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Deportivo

Doblete pendiente del Dépor a domicilio

El equipo coruñés lleva desde enero sin enlazar dos triunfos fuera en liga- Tras ganar en Algeciras, busca repetir victoria en Fuenlabrada ä “Sería muy importante”, apunta Rubén Díez, que augura un partido similar

Los futbolistas del Deportivo, ayer en las instalaciones de Abegondo. | // RCD

Diez meses largos lleva el Deportivo sin ganar dos partidos seguidos fuera de casa en el campeonato liguero, un doblete que el equipo coruñés tendrá a tiro el domingo en Fuenlabrada (17.00 horas). Los blanquiazules vienen de sumar los tres puntos en su último desplazamiento de Primera RFEF, en Algeciras (1-2), y este fin de semana en el estadio Fernando Torres tendrán la oportunidad de enlazar dos jornadas seguidas ganando a domicilio, un logro que sería “muy importante”, según Rubén Díez, quien augura “un partido que se asemeje” al que el Dépor sacó adelante el pasado día 5 en el Nuevo Mirador.

El equipo coruñés ganó en Mérida (0-1) en su primera salida del curso, pero luego se le atragantaron las siguientes tres, con un balance de dos empates, en los campos de Celta B (1-1) y Rayo Majadahonda (0-0), y una derrota en Valdebebas ante el Castilla (1-0). Tras regresar a la senda del triunfo fuera de casa en Algeciras, los blanquiazules quieren repetir en Fuenlabrada para afianzarse como un equipo fiable también lejos de A Coruña, no solo en Riazor. “Tuvimos una racha fuera de casa en la que no conseguíamos la victoria —recordó Rubén Díez— y en Algeciras logramos traernos los tres puntos en uno de los campos más complicados, por la forma que tienen ellos de jugar, y por la agresividad y la intensidad que le ponen los 90 minutos”.

Esos tres puntos sumados en el Nuevo Mirador sirvieron para “coger mucha moral y energía” de cara a “afrontar el encuentro de Fuenlabrada de la misma manera”. “Pensamos que va a ser un partido que se asemeje un poco a lo que nos encontramos en Algeciras”, comparó el centrocampista ofensivo del Deportivo, que llegó a Riazor este verano y, por lo tanto, aún no sabe lo que es ganar dos encuentros seguidos fuera de casa con la camiseta blanquiazul. Cultural (2-3), DUX Internacional de Madrid (2-3) y Zamora (0-1), los tres seguidos, fueron los últimos que cayeron como locales ante el Dépor de manera consecutiva sobre el terreno de juego, sin contar el triunfo en los despachos por la exclusión de la competición del Extremadura (0-2) previo a la victoria en el feudo del Valladolid Promesas (0-4) con la que el Dépor cerró el campeonato regular la temporada pasada.

Para regresar con los tres puntos el equipo coruñés deberá superar no solo al conjunto madrileño sino también al “ambiente raro” que se vivirá el domingo en el estadio Fernando Torres, donde el Dépor competirá sin apoyo de seguidores blanquiazules debido a las obras en la instalación, que reducen el aforo a 1.400 espectadores e impiden vender localidades a seguidores visitantes: “El campo gran parte está en construcción y es una pena porque estábamos convencidos de que la afición se iba a mover, a desplazar y a animar. Va a ser un ambiente raro y se va a parecer al ambiente que había en pandemia”.

Rubén reconoce que en el vestuario se habla de lo que pasó en el verano de 2020 con el caso Fuenlabrada y sus consecuencias, pero solo piensa en “ir allí a ganar”, independientemente de cuál sea el rival. “Este tipo de cosas se hablan pero es verdad que ambas plantillas no son las mismas y nosotros lo que vamos a intentar es ir allí a ganar, a sacar los tres puntos y olvidarnos de ese tipo de cosas. Son cosas que marcaron el porvenir del Dépor y, evidentemente, se ha hablado”.

El aragonés dedicó elogios a su compañero Yeremay Hernández, un futbolista con unas “condiciones espectaculares” que está teniendo una “progresión brutal”. “Cada día está más centrado y enfocado en mejorar y ayudar al equipo. Ha cambiado mucho en ese aspecto y nos tiene que aportar porque es diferencial. Tiene unas condiciones y unas características que no tiene nadie en la plantilla. Las cosas que tiene dentro las tiene que ir sacando poco a poco. Estoy convencido de que va a ser un jugador importante por sus características. Tiene algunas cosas que son diferenciales y solo él las tiene”, recalcó Rubén Díez sobre su joven compañero.

Rubén, Isi, Raúl y Pablo dosifican para llegar las mejores condiciones

Rubén Díez e Isi Gómez realizaron ayer trabajo individualizado al margen del grupo en Abegondo. Según el club, se trata simplemente de “un control de carga” para que ambos lleguen “en las mejores condiciones posibles” al partido del domingo en Fuenlabrada. También dosificaron ayer el lateral Raúl Carnero y el central Pablo Martínez, que se retiraron a los vestuarios antes que el resto para ahorrarse la última tarea, de alta intensidad. El defensa francés aún no tiene el alta médica de su lesión muscular, pero todo apunta a que la recibirá antes del domingo para poder entrar en la convocatoria para la visita al estadio Fernando Torres. Allí también estará Ian Mackay, ya recuperado de la lesión en el hombro que sufrió en Algeciras. En cambio, todavía continúan con sus respectivas recuperaciones los otros dos lesionados, Diego Villares y Borja Granero, gafado con las lesiones y todavía inédito en partido oficial con el Dépor en la presente campaña. Dani Barcia, Brais Val y Jairo fueron los fabrilistas que ayer estuvieron a las órdenes de Óscar Cano en Abegondo, donde hoy la plantilla vuelve a ejercitarse.

DIGI, nuevo patrocinador

El Deportivo informó ayer de la firma de un acuerdo por el cual DIGI, el operador de telecomunicaciones de la multinacional DIGI Communications, se convierte en nuevo patrocinador del club hasta 2024. Su logo lucirá en la parte trasera inferior de la camiseta y del pantalón desde este domingo.

Compartir el artículo

stats