Diego Villares volvió a ejercitarse ayer en Abegondo junto a sus compañeros y está en la recta final de la recuperación de la lesión muscular en los isquiotibiales que sufrió en la visita copera a Guijuelo. A falta de completar el entrenamiento de esta mañana en Riazor (10.30 horas), el centrocampista está pendiente de recibir el alta médica para poder entrar en la lista para el encuentro frente al líder, el Córdoba.

A esa cita no llegará a tiempo Borja Granero. El central, que todavía no se ha estrenado en la presente temporada, realizó ayer algunas tareas con el grupo antes de avanzar en su recuperación con trabajo individualizado. Está descartado para el encuentro de mañana. El también defensa central Dani Barcia fue el único fabrilista que ayer estuvo a las órdenes de Óscar Cano con el primer equipo. El cuerpo técnico blanquiazul aprovechó parte del ensayo de ayer en Abegondo para repasar las acciones de estrategia.