Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Fútbol - Deportivo

Riazor, menos fortín para el Dépor

Segundo empate consecutivo en casa para un Deportivo mermado como local

Isi Gómez, en el suelo rodeado de compañeros en el partido del sábado contra el Córdoba. | // CASTELEIRO / ROLLER AGENCIA

El Deportivo firmó el sábado contra el Córdoba el segundo empate consecutivo en Riazor, el tercero de la temporada para un equipo que no ha conseguido convertir su estadio en una garantía de victorias. La falta de acierto en ataque volvió a condenar a los blanquiazules, como ya le ocurriera hace dos semanas ante la Cultural en otra igualada frustrante.

De Riazor ya han volado esta temporada nueve puntos en los ocho partidos disputados si se tienen en cuenta el otro empate contra el Pontevedra y la derrota encajada frente al San Fernando. Nueve puntos de los 24 en juego para un equipo que aspira a la primera plaza de la clasificación y que está lejos de ser invulnerable como local.

Son más de los que había dejado escapar el curso pasado a estas mismas alturas del campeonato, tras 14 jornadas disputadas, aunque ha jugado un partido más como local esta temporada. La campaña anterior el Deportivo había cedido dos empates —ante la SD Logroñés y el Bilbao Athletic— en siete encuentros, pero figuraba entre los conjuntos del grupo con mejor rendimiento en casa.

Los dos empates recientes han condicionado la evolución del equipo, claramente superior a la Cultural hace dos semanas y mejor en el global al Córdoba el sábado. Al Deportivo, sin embargo, le sigue faltando contundencia ofensiva para concretar el torrente de oportunidades que ahora sí consigue fabricar.

Eso se traduce en unas cifras goleadoras ligeramente inferiores a las del curso pasado —trece goles a favor hace un año frente a los once de éste—, pero lo que realmente está lastrando a los deportivistas son sus registros en defensa.

Contra el Córdoba el sábado apenas pasó apuros, salvo en ese tanto anulado de forma muy ajustada, pero ante la Cultural encajó en prácticamente las dos únicas ocasiones que tuvieron los leoneses. La temporada pasada tan solo recibió dos goles en siete partidos y en la actual ya lleva ocho debido a la falta de solidez que mostró en muchas ocasiones.

Compartir el artículo

stats