Adrián Lapeña fue contundente tras la derrota del Deportivo en Badajoz. “No hemos hecho un buen partido”, analizó el defensa, que dijo que su equipo estuvo irreconocible, sobre todo teniendo en cuenta los último partidos. “Tuvimos la pelota sin ninguna profundidad, sin la intención de hacer daño. En la segunda parte entramos medianamente bien pero con la expulsión de Mario (Soriano) se nos puso cuesta arriba. Nos quitan el balón y nos hunden”, analizó y añadió: “No hemos tenido la verticalidad de las semanas previas, esos espacios que solemos encontrar a la espalda no los hemos buscando. Así es muy difícil crear ocasiones y mucho menos hacer gol. No podemos estar esperando a que las ocasiones caigan del cielo. Tenemos que generar para que lleguen y hoy no hicimos nada de eso”.

Lapeña dio un discurso plagado de autocrítica. “Estábamos defendiendo un punto como podíamos y se nos escapó en el último momento. Lo que sacamos no es bueno, tenemos que mejorar y no repetirlo porque este no es el camino. No podemos permitirnos esto, no estamos para regalar puntos y no lo podemos repetir. Nos tenemos que apretar los machos todos y el domingo, contra el Racing de Ferrol, cambiarlo. Si no lo hiciésemos nos estaríamos equivocando. Todos estamos de acuerdo. Si hacemos lo de hoy, será imposible ganar ningún partido más. Tenemos que olvidarnos, analizarlo y corregirlo”, sentenció.